domingo 21 abril 2024

AMLO defiende al corrupto general Sandoval y persigue a Loret: Las 5 chingaderas de la 4T

por etcétera

Gracias por acompañar un recuento semanal más de las 5 chingaderas de la 4T, que recoge el cinismo, la desvergüenza y el autoritarismo extremos, desbocados, que cunden por todos los rincones del gobierno. 

Desde el “¿y qué?” de AMLO ante los millones que se gasta Luis Cresencio Sandoval en viajes de placer hasta la ruptura que ordenó entre el Poder Ejecutivo y la Suprema Corte de Justicia. Algo inaudito. 

En medio, sus habituales diatribas en contra de los organismos autónomos; actos de opacidad y persecución contra la prensa. El retrato de un dictador. 

1.- AMLO rompe con la Suprema Corte de Justicia 

A fines de esta semana el presidente dijo que la ministra Norma Piña había intentado hacer “enjuagues” y “acuerdos en lo oscurito” con la secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez.  

Que en la SCJN se habían arrepentido de haber anulado la militarización de la Guardia Nacional porque el pueblo estaba enojado y que supuestamente por eso Norma Piña quería “negociar” que el cambio entrara en vigor hasta enero de 2024. 

Mentira. La SCJN no intentó ningún acuerdo secreto con la presidencia. Lo que ocurrió fue dio de plazo hasta enero de 2024 para que la GN quedara desincorporada de la Sedena, debido a la enorme complejidad de una medida así.  

Por otro lado, Norma Piña y Rosa Icela Rodríguez tuvieron una reunión de trabajo y eso el presidente lo tomó como algo indigno, como un “enjuague” y no como lo que es: trabajo conjunto entre personas del mismo gobierno.  

Entonces, AMLO ordenó a Rosa Icela y a Adán Augusto, el secretario de Gobernación, que ni siquiera le contestaran el teléfono a Norma Piña. Es decir, que ordenó una completa ruptura entre el Poder Ejecutivo y la presidencia del Poder Judicial. 

Y eso solo lo hace un dictador.  

2.- AMLO propone desaparecer al INAI 

Esta semana AMLO respondió al escándalo que comentamos la semana pasada, el audio en el que Adán Augusto comenta a senadores de Morena que el presidente paralizó el INE a propósito. 

En la conferencia mañanera, le preguntaron al presidente si era verdad lo que escuchamos decir a Adán Augusto. Ni siquiera se molestó en explicar. Solo dijo una vez “no” y en seguida dijo que el INAI debería desaparecer.  

“Ojalá y el Congreso haga algo para que esa función la pueda realizar una institución ya creada de tantas que hay, ya sea la Auditoría Superior de la Federación o la Fiscalía Anticorrupción, porque ahora no puede sesionar porque no tienen a los consejeros, pero sí están cobrando, se está gastando el presupuesto”, criticó. 

Agregó que no sirve para nada y que es un cero a la izquierda. No sorprende, porque a un dictador no le gusta la transparencia. 

3.- Sedena reserva por cinco años información de Pegasus 

Y vean qué coincidencia: en la misma semana en que AMLO propone desaparecer al INAI, la Secretaría de la Defensa Nacional se negó a obedecer una orden del instituto de transparencia para hacer pública la información sobre Pegasus. 

Pegasus es el programa con el cual el Ejército hackea los teléfonos de periodistas y activistas de derechos humanos. En enero, el INAI le ordenó a la Sedena hacer públicos los contratos, pero en lugar de obedecer, la dependencia dirigida por Luis Cresencio Sandoval reservó la información por cinco años, argumentando que es confidencial y no entregó nada. 

Lo dicho: a un gobierno que espía a sus opositores no le gusta la transparencia.  

4.- Acusación contra Loret 

Un gobierno tiránico se caracteriza por perdonar la corrupción de sus amigos y por perseguir a sus opositores. Una característica infaltable de las dictaduras es la persecución en contra de la prensa. 

Durante todo el sexenio, Carlos Loret de Mola ha sido el periodista más odiado por el presidente: se le ha acusado de delitos sin ofrecer pruebas, se le ha exhibido, se le ha insultado.  

Esta semana la agresión escaló, pues el hermano del presidente, Pío López Obrador, demandó al periodista por 400 millones de pesos, por haber difundido en Latinus los videos donde recibe los famosos sobres amarillos llenos de ‘cash’. 

La juez que aceptó la demanda amenazó a Loret con meterlo a la cárcel si difundía la existencia de este juicio. Por supuesto, Carlos Loret lo difundió, por lo que podría ir a la cárcel. 

La dictadura de AMLO ya se quitó la máscara y no hará más que empeorar. 

5.- Y qué, y qué que Cresencio gaste millones en viajes de placer 

En este punto conjuntamos dos chingaderas. La primera: la revelación del periodista Ignacio Rodríguez Reyna, de que el titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval, ha gastado millones del erario para hacer viajes a todo lujo con su familia. Ha ido a Italia, Nueva York, Colorado, Santo Domingo, y más lugares, siempre acompañado por una comitiva militar. Se hospeda en los mejores hoteles, le organizan bonitos itinerarios, viaja en jet militar o bien, en clase premier. Un auténtico escándalo. 

Tras saberse, AMLO se trabó todito, del puro coraje. Se le torció el gesto, se cruzó de brazos y casi gritó “¿y qué? ¿cuál es el problema?”. 

Enseguida dijo “¿y Loret de Mola? ¿Y los Junco?”. Agregó que Loret, los dueños del Reforma, y el director del Universal, Juan Ealy Ortiz, “venden protección” y viven “de dinero público” y de ellos no preguntan nada. 

Una defensa descarada, propia de un dictadorzuelo. 

 

*ofv

 

También te puede interesar