sábado 24 febrero 2024

La Casa Gris: nuevas revelaciones muestran que AMLO siempre mintió. Sheinbaum se ensaña contra un conductor del Metro

Las 5 Chingaderas de la 4T

por etcétera

Llegamos a una nueva entrega de este recuento de los abusos, excesos, miserias e ilegalidades cometidos por la llamada Cuarta Transformación. 

Esta semana nos trajo un nuevo hito en el tema de la Casa Gris, que cumplió un año hace unos días. Una segunda investigación periodística documenta que sí, siempre existió un conflicto de interés y que además, AMLO, Baker Hughes, Pemex y José Ramón López Beltrán siempre mintieron. 

También hablaremos del gran ridículo de AMLO al insultar al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, del infame abuso de Claudia Sheinbaum en contra de un conductor del Metro, al que convirtió en chivo expiatorio del accidente de la Línea 3. 

Dos temas más: el decretazo que obliga a las aerolíneas de carga a usar el AIFA y la preocupante presencia de un ideólogo chavista dentro de la SEP. 

1.- En la Casa Gris, sí hubo conflicto de interés: hay pruebas 

Desde el 27 de enero de 2022, en que se reveló el escándalo de la Casa Gris de José Ramón López Beltrán, muchas voces señalaron que más allá del opulento nivel de vida del hijo mayor del presidente, lo que importaba era aclarar dos cosas. 

Una: si sus medios de vida eran legales. Es decir, de qué vive el hijo del presidente, que tanta riqueza ostenta, asunto que hasta ahora se desconoce. 

Dos: si en la renta de la Casa Gris, propiedad de un ex directivo de Baker Hughes, empresa que trabaja con Pemex, hubo conflicto de interés. Diversos elementos apuntaron siempre en esa dirección. Coincidencias de fechas, nombres, que el arrendamiento no se registrara ante las autoridades de Texas, y precisamente, que Baker Hughes es una empresa que hace negocios con Pemex. 

Una investigación divulgada esta semana por Mexicanos Contra la Corrupción informa que el mismo día que José Ramón y su esposa Carolyn se mudaron a la Casa Gris, propiedad de Keith Schilling, Baker Hughes en Houston firmó un millonario contrato con una filial de Pemex en dicha ciudad. 

A partir de esa fecha, Baker Hughes fue favorecido con once contratos más. ¿Dónde está la chingadera? Pues en que tanto Baker Hughes, como Pemex, como AMLO y por supuesto, José Ramón López Beltrán, negaron siempre que hubiera una relación de negocios entre Pemex y la empresa cuyo directivo tenía como inquilino al hijo del presidente mexicano. 

Hace un año muchos especulaban que Schilling permitió al hijo de AMLO habitar su enorme residencia en agradecimiento por los contratos concedidos por Pemex. Baker Hughes negó todo conflicto de interés y dijo que su empresa no tenía ningún contrato con Pemex, Keith Schilling llegó a decir que ni sabía que su inquilino era hijo de López Obrador y AMLO dijo que él ni había oído hablar nunca de esa empresa.  

Ahora sabemos que todos mintieron.  

2.- Un humilde conductor del Metro se vuelve el chivo expiatorio de Claudia Sheinbaum 

Carlos Alberto “N”, conductor del tren que impactó con otro el 7 de enero en la Línea 3 del metro capitalino, fue vinculado a proceso por la presunta comisión de los delitos de homicidio culposo y lesiones, y se le dictó orden de aprehensión. 

El jueves 2 de febrero, el abogado del conductor, que permanece hospitalizado por las lesiones producto del accidente, informó a la prensa que el Sistema de Transporte Colectivo Metro, pide al conductor una indemnización de 260 millones de pesos por los daños a los trenes.  

Es decir, según el STC, dirigido por Guillermo Calderón, en este caso, el sistema es la víctima. Y no, como puede colegirse de cientos de denuncias de usuarios y trabajadores, el responsable directo de que los trenes operaran con un elevado nivel de deficiencia. 

En respuesta, el conductor dio una entrevista a Grupo Fórmula, en que aseguró que él siguió instrucciones de sus superiores para seguir avanzando, pensando que la vía estaba despejada. Esto se unió a la nula visibilidad en el túnel, culminando en el trágico choque que costó la vida a una joven y lesiones a más de 100 personas. 

3.- Un ideólogo chavista trabaja en la SEP y AMLO lo defiende 

El diario Reforma dio a conocer que la subdirección de Materiales Educativos de la SEP, el área que se encarga de la elaboración de los libros de texto gratuito, está a cargo de un experto en propaganda política del régimen de Venezuela.  

Sady Arturo Loaiza es un devoto seguidor de Hugo Chávez, quien instauró la dictadura en Venezuela. Impulso la enseñanza del “pensamiento chavista” por medio de la educación a niños y niñas. Trabaja bajo las órdenes de Marx Arriaga, el funcionario que dijo hace tiempo que leer por gusto era un “acto capitalista”.  

Luego de que se difundió la presencia de Loaiza en la SEP, las críticas no se hicieron esperar. AMLO salió en defensa de Loaiza y de Arriaga.  

Y, como siempre que defiende a alguien, recurrió a la mentira, pues dijo que los conservadores critican a Loaiza por ser venezolano, pues se busca estigmatizar a ese pueblo. 

Lo cierto es que las críticas no son por su nacionalidad, sino por su perfil ideológico, que hace temer que, siguiendo las órdenes de Arriaga, los nuevos libros de texto gratuito impulsen el pensamiento en favor de la así llamada Cuarta Transformación, que tan afín es a la dictadura venezolana. 

4.- AMLO insulta a Cárdenas y luego ni se disculpa 

A principios de semana se presentó un nuevo grupo opositor ciudadano, llamado Colectivo por México. Los organizadores informaron que el ex candidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas era parte de dicha iniciativa y eso causó gran revuelo. 

Ante esa información que luego fue desmentida por el propio Cárdenas, AMLO lo ofendió asegurando que Cárdenas ya había tomado partido por la “oligarquía” y ahora era su adversario. Con todo lo que sabemos que significa que Obrador considere adversario a alguien. En su boca, es un insulto. 

Horas después, Cárdenas aclaró que aunque durante algún tiempo estuvo participando en reuniones con los organizadores del Colectivo, al menos una semana antes del lanzamiento oficial se retiró del grupo y anunció que por motivos de tipo político ya no seguiría participando. Los organizadores cometieron la pifia de no anunciar el deslinde de Cárdenas, quizá para no hacerse mala publicidad. 

Al otro día, AMLO, aparentemente avergonzado, dijo que él no sabía que Cárdenas se había deslindado y que como no sabía, por eso había reaccionado “como ya saben”. 

Es decir, que no fue para asegurarse que Cárdenas estuviera efectivamente en ese grupo antes de abrir la boca. Además, si hubiera estado en ese grupo, igualmente no tiene derecho a ofender. Y para terminar, una metida de pata de ese tamaño amerita una disculpa igual de humilde que la que le ofreció a Joaquín Guzmán Loera aquel día de octubre de 2020 cuando se le escapó decirle “Chapo”. 

5.- Otro decretazo cierra el AICM a operaciones de carga y las manda al AIFA 

Luego de algunos meses de haberlo anunciado, esta semana el gobierno de AMLO publicó el decreto que obliga a las aerolíneas de carga a mover sus operaciones al AIFA, y se les prohíbe usar el AICM. 

El decreto dice “queda cerrado el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México ‘Benito Juárez’, para las operaciones de los concesionarios y permisionarios que proporcionan el servicio al público de transporte aéreo nacional e internacional regular y no regular exclusivo de carga”. 

Sí, así. De manera autoritaria. El presidente siempre dice que prohibido prohibir. Y pues si se dice tan defensor de la libertad también debería decir que está prohibido obligar, sobre todo cuando se trate de medidas que buscan sostener de manera artificial sus caprichos. 

¿Por qué es una chingadera? 

Porque no toma en cuenta la conveniencia de las empresas, sino únicamente el afán del presidente de que se use el AIFA, que a casi un año de inaugurado no tiene la actividad que debería de tener.  

A las empresas de carga les elevará los gastos de operación, por la distancia que deberán cubrir sus trabajadores para acudir a trabajar y porque el viaje por tierra de las mercancías hacia la CDMX tomará más tiempo y gasto de gasolina.  

LO CHINGÓN 

1.- Las nuevas revelaciones de la Casa Gris. Confirman a quien lo haya dudado, porque siempre fue evidente, que la bandera de anticorrupción, no amiguismo y austeridad de este gobierno es una absoluta mentira. 

2.- Que el conductor del metro acusado por el gobierno de Sheinbaum haya alzado la voz. Eso obligó a la jefa de gobierno a decir que sí, también él es una víctima. Ojalá que eventualmente, la presión mediática y social revierta la gran injusticia en su contra. 

3.- La iniciativa presentada por la senadora Xóchitl Gálvez para que los funcionarios federales, sean sujetos obligados a dar derecho de réplica a los ciudadanos respecto a la información que transmitan y publiquen.  

También te puede interesar