lunes 27 mayo 2024

Abaten a uno de los presuntos responsables del tiroteo en San Bernardino, California

por etcétera

Uno de los tres posibles responsables del tiroteo en el Centro Regional Inlan, en San Bernardino, California, fue abatido tras una persecución de la policía, fuerzas armadas estadounidenses y miembros del FBI.


La tarde de este miércoles, se reportó que al menos tres sujetos dispararon en las inmediaciones y en el interior de este centro especial de atención para personas discapacitadas sin fines de lucro. Los responsables huyeron de la escena


En un primer momento, medios como BBC y CNN reportaron 20 heridos y tres muertos. No obstante, el jefe de la policía de California, John Burguan, dijo en conferencia de prensa que hasta el momento, de manera oficial, se registraban 14 muertes y 14 personas heridas, consecuencia del tiroteo, sin que se reportaran víctimas menores de edad.


Burguan no dio ni una relatoría de los hechos ni un retrato hablado de los presuntos atacantes. Ni siquiera pudo confirmar cuántos personas habían sido los autores, aunque manejó, de manera extraoficial, la cifra de tres presuntos responsables.


Respecto al móvil, el sargento prefirió no dar una tesis concreta, por lo que dijo podría tratarse de un ataque terrorista, un ataque perpetrado por gente que conocía el centro o un hecho aislado. Lo único que confirmó es que fue un tiroteo previamente preparado.


Según los testigos sobrevivientes, fueron tres los responsables quienes entraron al centro y comenzaron a disparar sin objetivo fijo.


Poco después de la conferencia, la cadena KABC-TV comenzó la transmisión de la perseción camioneta negra donde se presumía viajaban los responsables. Alrededor de las 17 hrs. (hora local) las autoridades, quienes viajaban en vehículos blindados, abrieron fuego contra el carro ante la negativa del conductor a detenerse.


Lasargento Vicki Cervantes confirmó la muerte de uno y señaló que otro escapó. Además, indicó que se encontraron armas largas y equipo antibombas analiza la unidad para descartar que exista algún dispositivo explosivo.


Por su parte, el presidente Barack Obama lamentó los hechos y señaló que “hay un patrón de tiroteos en este país que no se da en ningún sitio del mundo. Se pueden tomar algunas medidas, no para eliminar todos los incidentes, sino para asegurarnos de que sucedan con menos frecuencia”.


 


mahy

También te puede interesar