viernes 12 abril 2024

Denuncian que YouTube contribuye a desinformar sobre cambio climático

por etcétera

La organización no gubernamental Avaaz informó hoy que la plataforma YouTube ha estado conduciendo a millones de personas a observar videos de desinformación sobre el cambio climático, pese a las medidas que ha estado tomando para evitarlo, las que son insuficientes.

Debido a lo anterior, la organización, en voz de Julie Deruy, su organizadora de campañas, le exige a esa empresa, propiedad de Google, que evite recomendar y promover lo que llama “contenido desinformativo pernicioso”. Sin embargo, no pide el retiro de ese material porque la organización no busca la censura, sino tan sólo que YouTube no debe promocionarlo.

Deruy explicó que YouTube es el canal de difusión audiovisual más grande del mundo y que “está promoviendo contenido desinformativo sobre cambio climático entre millones de personas mientras nuestro planeta está en llamas”.

Un análisis de Avaaz señala que los algoritmos de YouTube dan prioridad a “contenidos indignantes y adictivos”, lo cual es aprovechado por los negacionistas para difundir mentiras virales.

Los datos del estudio de la organización destacan que como resultados de las búsquedas de los términos “cambio climático”, “calentamiento global”, y “manipulación climática”, 8, 16 y 21 por ciento de los primeros 100 videos recomendados contienen desinformación, respectivamente.

Además, Avaaz destaca que muchos de los videos desinformativos son acompañados por publicidad de grandes empresas e incluso de prestigiosas organizaciones ecologistas, muchas de las cuales ni siquiera lo sabían y al enterarse han pedido a YouTube que actúe al respecto porque con ello también se financia a los autores de las falsedades climáticas.

Al respecto, Deruy señaló que el problema “no tiene que ver con la libertad de expresión, tiene que ver con la publicidad gratuita”, por lo que Avaaz solicita retirar los videos engañosos de sus listas de recomendaciones y garantizar que sus autores no obtengan dinero de ellos.

Pronto YouTube ha procedido a su defensa, y afirmó hoy mismo que sus sistemas de recomendación “no están diseñados para filtrar o degradar videos o canales en función de perspectivas específicas”. También advirtió que ha hecho esfuerzos para reducir sus recomendaciones de información errónea o dañina.

La empresa también explicó que minimiza el impacto de los contenidos dudosos, destaca fuentes acreditadas y despliega información en las búsquedas relacionadas con el cambio climático y otros asuntos.

También te puede interesar