lunes 27 mayo 2024

Estado Islámico asesina a dos hombres por ser presuntamente homosexuales

por etcétera

Un "juez" del Estado Islámico condenó a dos hombres por su homosexualidad a ser arrojados desde el techo de un hotel de cuatro pisos de la ciudad siria de Palmira. Enfrente de una multitud, se les preguntó a las víctimas si estaban satisfechos con la sentencia, pues según el juzgador, “les ayudaría a librarse del pecado”.


Hawas Mallah de 32 años, contestó que preferiría que le dispararan en la cabeza, mientras Mohamed Salameh, de 21 años, rogó por otra oportunidad y prometió no volver a mantener relaciones sexuales con otro hombre.


Acto seguido, se ordenó a un grupo de extremistas que se los llevaran y arrojaran, por lo que éstos les ataron las manos de los condenados a sus espaldas y les vendaron los ojos, aseguró un testigo del asesinato.


Notorio por sus atrocidades, el Estado Islámico se reserva su mayor brutalidad a presuntos homosexuales. Ha difundido videos que muestran a milicianos encapuchados sosteniendo por las piernas a las víctimas antes de arrojarlas al vacío de cabeza o empujándolas desde el borde. Por lo menos 36 hombres en Siria e Irak han sido asesinados por el grupo extremista por cargos de sodomía, según la organización OutRight Action International, con sede en Nueva York, aunque su coordinador para el Medio Oriente y el Norte de Africa, Hossein Alizadeh, dijo que no era posible confirmar la orientación sexual de las víctimas.


Muchos musulmanes consideran pecaminosa la homosexualidad. Los varones homosexuales son acosados constantemente por la posibilidad de que alguien, incluso algún familiar, los denuncie, ya sea para congraciarse con el Estado Islámico o sencillamente por odio debido a su orientación sexual. Los soldados del grupo terrorista incluso llegan a torturar a los supuestos homosexuales para que revelen los nombres de sus amigos y revisan sus computadoras y teléfonos portátiles.


(Con información de AP)

También te puede interesar