miércoles 24 abril 2024

Exabogado de Trump ratifica el racismo del candidato republicano

por etcétera

Como “estúpidos” ha calificado Donald Trump a los latinos y a los afroamericanos, según afirma Michael Cohen, quien fue abogado del presidente estadounidense, en un libro de próxima publicación.

The Washington Post publicó un adelanto del libro Disloyal: A Memoir, de Cohen, en el que este recuerda que Trump también le comentó que México mandaba a Estados Unidos narcotraficantes, criminales y violadores, y que por eso quería levantar un muro. Esto ha sido público y uno de los grandes temas de la campaña del empresario en 2016.

Entre las expresiones discriminatorias de Trump, el abogado recuerda que le dijo que nunca obtendría el voto hispano por que, “como los negros, son demasiado estúpidos para votar por Trump. No son mi gente”.

También menciona otros comentarios y ataques racistas de Trump: “Dime un país dirigido por una persona negra que no sea un idiota”, además de que contrató a un “doble de Obama para participar en un video donde Trump menospreció ritualmente al primer presidente afroamericano del país y luego lo despidió”.

Cohen, quien fue condenado a tres años de cárcel por mentir al Congreso por violaciones a la ley (fraude y financiamiento ilegal) durante la campaña electoral, también recordó que los hijos de Trump pedían a su padre que se retirara de ella porque su discurso estaba “matando a la empresa familiar”, pero que el magnate se negó a ello porque estaba seguro de que sus negocios no se verían afectados.

Cohen también recuerda otras actividades en las que acompañó al mandatario norteamericano: “Desde lluvias doradas en un club sexual de Las Vegas, a fraude fiscal, a acuerdos con funcionarios corruptos de la otrora Unión Soviética… no sólo fui testigo del ascenso del presidente: fui un participante activo e impetuoso”.

En el libro Cohen describe a Trump con muchos y contundentes adjetivos: “Un tramposo, un mentiroso, un fraude, un bully, un racista, un depredador, estafador”, sobre todo interesado en aprovechar la Presidencia de Estados Unidos para su beneficio económico personal.

Asimismo, revela la admiración del candidato republicano por Vladimir Putin, ya que fue capaz de “apoderarse de una nación entera y dirigirla como si fuera su empresa personal, como la Organización Trump, de hecho”.

Según Cohen, tanto Trump como Putin coincidían en querer dañar a Hillary Clinton, por lo que considera que no hubo colusión del gobierno de Rusia para que el primero ganara las elecciones sino que se trató de “una confluencia de intereses compartidos”.

Además, Cohen afirma que Trump buscaba acercarse a Putin para poder hacer negocios inmobiliarios en Moscú, que incluían impulsar el desarrollo de una Torre Trump en Moscú.

El exabogado de Trump también destaca el papel de los medios de comunicación en la victoria electoral del magnate en 2016: “La presidencia de Donald Trump es producto de la free press. No libre como libertad de expresión, sino gratuita, no pagada. Mítines transmitidos en vivo, tuits, conferencias de prensa, entrevistas idiotas, cobertura de pared a pared las 24 horas los siete días de la semana, todo sin gastar un centavo. La prensa le dio a Estados Unidos a Trump”.

Entre las primeras reacciones del gobierno estadounidense, Kayleigh McEnany, secretaria de Prensa de la Casa Blanca, dijo a The Washington Post que Cohen “es un delincuente deshonrado y un abogado inhabilitado que mintió al Congreso. Ha perdido toda credibilidad, y no es sorprendente ver su último intento de sacar provecho de mentiras”.

También te puede interesar