miércoles 22 mayo 2024

Recomendamos: ‘1917’ da la gran sorpresa en los Globos de Oro

por etcétera

Así se calienta un estreno. Una película que no se puede ver hasta el próximo viernes, 1917, ganó este domingo el premio al mejor drama en los Globos de Oro de 2020. El drama bélico de Sam Mendes, inspirado por la experiencia de su abuelo en la Primera Guerra Mundial, se llevó el galardón más codiciado de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA) en un año en el que el elenco nominado era de muy alto nivel. Érase una vez en… Hollywood, la carta de amor de Quentin Tarantino a un Los Ángeles idealizado en el verano de 1969, fue seguramente la otra triunfadora de la noche. Ganó el premio a la mejor película en la categoría de comedia y musical, una clasificación discutible pero que sirvió su propósito. Además, se llevó premios al guion y a Brad Pitt como secundario, y dejó claro que de nuevo a la industria le encanta verse reflejada en el cine, especialmente así de bien.

Las decisiones de los Globos de Oro dejan tocadas a las dos películas con más nominaciones de este año, El irlandés e Historia de un matrimonio. El drama de Martin Scorsese, con un elenco de mafiosos legendario, no se llevó ni uno de los cinco premios a los que aspiraba. El drama de Noah Baumbach sobre un divorcio estaba nominado a seis premios y solo ganó Laura Dern por su papel de abogada divorcista.

La noche supuso un importante varapalo para la plataforma Netflix. Había marcado un hito en la irrupción de nuevos actores en Hollywood con un total de 17 nominaciones para películas y otras 17 para series. Cuatro de las 10 películas nominadas eran de Netflix. Se llevó solo dos premios, para una actriz de cine y otra de televisión.

La mejor actriz en drama fue Renee Zellweger, otra interpretación que ha impactado a la industria y la ha colocado como favorita a todos los premios de este año. Zellweger interpreta a Judy Garland en su decandencia en Judy. El discurso de la actriz fue emocionante porque había sido prácticamente desahuciada por la industria y esta temporada ha impactado a la crítica con su trabajo. “Estáis muy bien 17 años después”, dijo en el escenario. “Gracias por invitarme de vuelta a esta reunión familiar. La cumbre no importa. Lo importante es el viaje y el trabajo”.

Antonio Banderas estaba nominado a mejor actor de drama, por Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar, junto a Joaquin Phoenix. “Todos sabemos que no hay jodida competición entre nosotros. Soy vuestro puto pupilo”, dijo Phoenix al recoger sobre el escenario un premio que la industria daba por seguro hace meses. La que ha hecho Phoenix en Joker, de Todd Phillips, es una de las interpretaciones más celebradas en años.

Más información: http://bit.ly/2FlNje6

También te puede interesar