lunes 04 marzo 2024

En acto masivo, Monreal ofrece reconciliación para enfrentar la polarización; va por la Presidencia

por etcétera

El senador Ricardo Monreal Ávila comenzó su carrera en pos de la Presidencia de la República en un gran acto realizado en la Arena México, en donde se manifestó en contra de la polarización del país y a favor de la reconciliación para alcanzar un México próspero con justicia social.

El mediodía de este sábado unas 20 mil personas se dieron cita en el coso de la colonia Doctores para escuchar el mensaje de inclusión y pluralidad que ofreció Monreal Ávila para resolver la situación de polarización que enfrenta el país y que lo afecta de diversas maneras incluso más allá de sus fronteras.

En su discurso el senador reivindicó la diversidad del país, un mosaico cultural de arte y música, por la que es un país grande y fuerte. Sin embargo, refirió que en el país existe un polarización por la que se divide a los mexicanos por su color de piel, por sus estudios, por su nivel socioeconómico, y se les ha querido separar en bueno y malos, en correctos y equivocados.

Así, en el espacio público hay, más que opiniones, descalificaciones “que nos hacen más pequeños”, además de que se inventan enemigos. Esa situación provoca que entre partidos las discusiones sean sustituidas por confrontaciones que llegan has a ser físicas, además de que se genera desconfianza en los organismos públicos.

La polarización, señaló Monreal, es una situación grave y hasta venenosa porque enciende el odio, lo que no sólo afecta nuestras relaciones cercanas sino que hasta ha trascendido fronteras, como se muestra entre los migrantes que se encuentran en Estados Unidos. Así, se han hasta normalizado agresiones, advirtió.}

En ese sentido, afirmó, categórico, que un país que está en batalla contra sí mismo no puede avanzar. Por ello recordó que el propósito del movimiento que triunfó en 2018 era hacer felices a los mexicanos, una idea que él sigue defendiendo.

Por ello expresó: “¡La división tiene que terminar ahora!”, por lo que el país debe tomar una decisión, que es la reconciliación del país, lo que podrá permitir activar el potencial de México y poner el piso parejo para alcanzar la prosperidad y la justicia social.

Monreal consideró que entre los grupos sociales que deben ser incluidos se encuentran las mujeres, la comunidad LGBTTTIQ+, los indígenas y la población afromexicana.

La desigualdad, comentó, también es atizada por la polarización y es otra de las razones por la que debe ser combatida. Si bien se pronunció por la continuidad de la política social, también dijo que se deben ofrecer más empleos, que todos tengan acceso a una educación de calidad y generar oportunidades reales para los mexicanos. Para hacerlo se requiere una reforma fiscal.

Otros temas urgentes que trató Monreal en su discurso fueron la salud, en el que se refirió a la falta de medicamentos y afirmó que requiere mayor inversión; la inseguridad, sobre la que dijo que la estrategia actual debe revisarse, y el cambio climático, que aprecia como “una amenaza inminente”.

Tras su diagnóstico, Monreal manifestó su voluntad por suceder al presidente López Obrador: “¡Queremos ganar a la buena!”, exclamó, y afirmó que ahora se debe convencer a la mayoría del pueblo de México de que tiene las mejores propuestas y vocación de servicio.

Antes intervino el senador morenista por Chiapas Eduardo Ramírez, quien destacó tres características de Monreal: su respeto por la pluralidad, la tolerancia y el diálogo, y también mencionó lo que personifica: su independencia y libertad de pensamiento.

Así, Ramírez resaltó que la esencia de Monreal es la libertad de elección, de que “nadie puede condenarnos por pensar diferente”, por lo que reclamó el derecho a la pluralidad democrática.

El eslogan que más corearon los seguidores del senador fue “¡Ni nos vamos a dejar, ni nos vamos a rajar!”, en una muy clara referencia a la cerrazón que a las aspiraciones presidenciales del presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República han manifestado tanto el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, como Morena, que en realidad sólo han dado juego a tres de sus personajes: Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Adán Augusto López Hernández.

En las mantas que se veían desde afuera de la arena rezaban “Relevo mexicano”, frase que era acompañada por una imagen de Monreal Ávila, así como “Reconciliación X México”, que será el eje de su campaña.

Por ello no resultó extraño que en el acto de lanzamiento de Monreal prácticamente no haya habido banderas ni logos de Morena (apenas en alguna pantalla aparecía alguna leyenda “Reconciliación X México” con el guinda de fondo), y que López Obrador apenas haya sido mencionado en los discursos principales.

Fue una presentación con tonos luchísticos: en ella estuvo presente el líder de la agrupación de luchadores, el Fantasma,  así como varios sus colegas. Además, la presentación de Monreal estuvo a cargo de Leobardo Magadán, uno de los más veteranos locutores dedicados a la lucha libre, quien dijo que Monreal es un “especialista en llaves y contrallaves” y un gran “luchador social”.

Además, el acto estuvo amenizado por diversos grupos musicales: mariachi, grupo veracruzano y una potente batucada.

También te puede interesar