domingo 26 mayo 2024

AMLO descalifica con mentiras a Transparencia Internacional

por etcétera

Frente a la baja calificación que Transparencia Internacional dio a México en materia de política anticorrupción, el presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en descalificar su trabajo y volvió a incurrir en mentiras cuando acusó a esa organización de calificar bien a “los gobiernos neoliberales”.

Ante los pobres resultados que exhibió de México la organización internacional, López Obrador procedió a lo mismo de siempre: a la descalificación. Así, dijo sobre Transparencia que “yo no le tengo confianza a esa institución, porque fueron de las que se callaron o calificaron muy bien a los gobiernos neoliberales. Esos institutos de supuestamente anticorrupción, ni los internacionales ni los nacionales”.

Preguntó qué respeto le puede tener a Transparencia cuando no hizo nada durante el periodo neoliberal cuando “llevó a cabo el saqueo más grande en la historia de México”. Y se puso a hablar de la venta de los bancos.

Negó que Transparencia tenga “una visión objetiva de lo que está pasando en el país. Yo sí le puedo decir que el propósito fundamental del gobierno que encabezo es acabar con la corrupción, y lo hemos hecho como no se hacía en décadas”.

Cuestionado sobre si se necesitan mejores investigaciones de la Fiscalía General de la República, López Obrador contestó: “No, no, lo que hace falta es no permitir la corrupción; o sea, seguir con lo que nos propusimos desde el principio: cero corrupción, cero impunidad”.

Insistió en una de sus tesis de siempre y que no ha dado resultados: “La corrupción se tiene que limpiar de arriba para abajo. Si el presidente es corrupto, los secretarios van a ser corruptos, los directores y de ahí para abajo; o si el presidente permite la corrupción”.

Pero el presidente no citó un solo caso exitoso de su política anticorrupción (si es que la hay), por lo que se le preguntó sobre los videos en los que se ve a tres personas cercanas a Layda Sansores, gobernadora de Campeche, recibiendo fajos de dinero en efectivo (al igual que lo han hecho hermanos y colaboradores del propio López Obrador), negó haber visto las grabaciones difundidas en el noticiero de Televisa, y volvió a salir por peteneras.

“No conozco el video, pero habría que verlo. Hay, desde luego, mucho interés de querer, de buscar igualarnos. Es echar porquería al ventilador, es decir: ‘Todos son iguales —eso ya lo hemos padecido—, todos son iguales’, y más cuando hay escándalos de corrupción en el bloque conservador”, dijo.

Sin mostrar un solo hecho, ya sea verdadero u otro dato, se lanzó contra María Amparo Casar, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (por enésima ocasión volvió a decir que él le llama de otra forma), Claudio X. González, Carlos Loret, y les negó “autoridad moral”.

En su Índice de Percepción de Corrupción 2022, el más reciente que ha presentado Transparencia Internacional, de 100 puntos posibles México sólo alcanza 31, con lo que ocupa el lugar 126 de 180 países en ese problema, y es el peor entre los 38 países integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

Asimismo, para el caso mexicano Transparencia Internacional destacó casos importantes en los que no ha habido sentencias, como los de Odebrecht, la Estafa Maestra, Segalmex, Agronitrogenados, Fertinal y la utilización de las instituciones en sentido político electoral.

López Obrador evitó referirse a cualquier caso concreto de su “política anticorrupción”, en especial a los referidos antes.

“Pese a que la sociedad mexicana identifica a la corrupción como uno de los principales obstáculos para el desarrollo social y la reducción de las desigualdades, las grandes tramas de corrupción no han sido sancionadas; ni se han devuelto a las arcas de la nación los recursos desviados. Cada vez hay más evidencia pública de que las autoridades responsables de la impartición de justicia en esta materia podrían utilizar estas instituciones con un sesgo político-electoral”, anotó Transparencia sobre México.

Asimismo, Transparencia Internacional registró descensos en su Índice de Percepción de Corrupción durante los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto: en el caso del panista, el país pasó del lugar 70 al 105, mientras que en el del priista, del 105 transitó hasta el 138, incluso peor que el actual gobierno.

Así es que la afirmación de López Obrador de que Transparencia “calló o calificó muy bien a los gobiernos neoliberales” es una mentira más en la larguísima serie en la que es muy pródigo el presidente.

También te puede interesar