lunes 22 abril 2024

A AMLO se le hace “raro” que haya descarrilado el Tren Maya; “tenía que pasar” dicen en redes sociales 

por etcétera

Mientras en redes sociales el descarrilamiento del Tren Maya fue calificado por cientos de ciudadanos como algo que era de esperarse, dada la ineptitud que el gobierno federal ha demostrado en materia de obras públicas, para el presidente Andrés Manuel López Obrador se trató de algo “raro” y deslizó la posibilidad de que haya sido algo provocado. 

En su conferencia de este martes, en medio del escándalo por el descarrilamiento o salida de vía de un vagón de uno de los convoyes de la polémica obra, el presidente dijo que pudo tratarse de un error humano o de algo intencionado, pero que de cualquier modo el asunto “sí está raro” y se investigará.  

A tres meses de su inauguración, y luego de numerosas fallas, ayer en redes sociales se hizo viral un video grabado por un pasajero que documentó que la llanta un vagón se había salido de vía. Aunque afortunadamente no hubo daños que lamentar, para cientos de internautas se trató de la prueba de que la obra está mal construida y mal operada y se especuló con la posibilidad de que eventualmente haya un desplome, toda vez que el tren circula por zonas de suelo calizo y cuevas subterráneas. 

Al respecto, AMLO dijo que “se está haciendo una investigación porque sí está raro, hubo en la estación un error humano, no hubo cambio de vía, no se llevó a cabo un cambio en un aparato de vía, y se está buscando para ver si fue algo intencional o fue un error de los responsables del manejo de las vías”. 

El incidente ocurrió cuando el convoy llegaba a la estación Tixkokob en Yucatán. Se trató del cuarto vagón del tren D006, que partió de Mérida con dirección a Cancún, según informó la empresa operadora en un tarjeta informativa. 

La empresa reportó que fue a las 9:30 de la mañana es que el convoy pasaron un cambio de vías a 10 kilómetros por hora. Los tres primeros vagones pasaron bien y el cuarto se salió de vía. Los pasajeros fueron trasladados a otro transporte, un tren de seguridad. 

El presidente celebró que no haya habido “heridos ni desgracias lamentables” y que ya se verá “qué pasó”. 

En tanto, en redes sociales se revivió el hashtag #TrenFalla para denominar a la obra, que es el gran orgullo del presidente, a pesar de la tala de 7 millones de árboles, su sobrecosto, escándalos de corrupción, continuas fallas y el hecho de que aún no está terminado. A ello hay que añadir que ha causado un daño irreparable al sistema de cenotes y ríos subterráneos de la península de Yucatán. 

 

 ofv

También te puede interesar