sábado 15 junio 2024

Aristegui: Sheinbaum debe incluir a minorías, no reeditar el régimen priista

por etcétera

Carmen Aristegui se pronunció a favor de que Claudia Sheinbaum, con todo y su amplia victoria, vaya por la inclusión de las minorías, de especialistas y de la sociedad, en clave democrática, en la discusión de los problemas del país, especialmente de la inseguridad y la violencia; de otra forma, advirtió, el país podría recaer en el régimen priista que imperó durante 70 años.

En su programa radiofónico de este viernes, la periodista entrevistó a Juan Ramón de la Fuente, jefe del equipo de transición de Claudia Sheinbaum, virtual presidenta electa, en la que el médico afirmó que el cambio de gobierno se dará sin ruptura ni sumisión con Andrés Manuel López Obrador, y que ya ha habido algunos acuerdos entre ambos, como la permanencia de Rogelio Ramírez de la O al frente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En otra parte de la conversación, De la Fuente comentó que, aunque su triunfo fue contundente, el resultado se debe leer con “madurez e inteligencia”, y mencionó que Sheinbaum buscaría “honrar los derechos de las minorías, como corresponde a una democracia madura” y que ejercerá “responsablemente el derecho de mayoría”, además de que mantendrá “un diálogo abierto y permanente con la sociedad mexicana”.

Esas respuestas de De la Fuente dieron lugar a un posterior y largo comentario de Aristegui, en el que reivindicó la necesidad democrática de incluir en la discusión de los problemas del país a las minorías, a expertos y a la sociedad, so pena de volver a un sistema de partido hegemónico.

La periodista reconoció lo que llamó “victoria impresionante” de Sheinbaum, que “no se puede regatear”, resultado en el que no se pueden ignorar ni la intervención inconstitucional del presidente Andrés Manuel López Obrador ni tampoco las “políticas sociales de alto impacto”.

Acerca de los dichos de De la Fuente, Aristegui dijo celebrar “que se esté apostando por esto, por la clave democrática, y habremos los medios, los periodistas, los ciudadanos, la sociedad, pues de exigir que ocurra, que lo que ahora se está escuchando suceda en la realidad”.

Así, continuó, lo que debe ocurrir es “que se tienen que discutir, con expertos, con especialistas, con los actores políticos, con la sociedad, qué demonios hacemos con la delincuencia, con la violencia que tenemos enfrente; con la economía, con el Poder Judicial, con la Corte, con los jueces, con todo lo que significa una realidad en este país. Tenemos un problema gigantesco de violencia que implica miles de personas asesinadas, miles de personas desaparecidas, ¿cómo vamos a salir de esto?”.

Sobre ello, consideró que “las respuestas correctas” deben provenir de la discusión con especialistas, científicos y con la sociedad: “Independientemente de si hay mayoría calificada y si hay o no carro completo con la Presidencia y el Congreso, impere lo que acabamos de escuchar; se requiere incorporar, desde luego, a la fuerza de la mayoría, que es brutal, con las otras fuerzas políticas y con la sociedad”.

Se manifestó en contra de que se continúe “apostando por el aniquilamiento, por el envenenamiento, la toxicidad, por arrollar al otro”, y a favor de que, como se escuchó de De la Fuente, haya disposición “para construir y procesar democráticamente, donde las mayorías, por supuesto, mandan, pero que deben ser incluidas las minorías y las voces disidentes, y discutir en ese término democrático, pues hace que el resultado sea mejor, porque lo otro es la aplanadora”.

Recordó que durante 70 años el país vivió esa “aplanadora”, un régimen de partido hegemónico, después del cual “hemos vivido décadas procesos, momentos de construcción para tener medianamente lo que tenemos, que es un régimen de partidos, que es un sistema electoral como el que existe, y si se va a modificar algo de lo construido tiene que ser para bien”, no para reeditar, “en malos términos”, al PRI, lo que “sería una tragedia enorme”.

Acerca de la relación Sheinbaum-López Obrador, Aristegui comentó que también sería una tragedia que la primera presidenta del país “fuera la calca del presidente anterior”, y llamó a estar atentos de su conducta política.

Por la parte del presidente, la periodista advirtió que si López Obrador tuviera la intención o tentación de influir indebidamente en el futuro gobierno, “ese es un tema que ella misma tendrá que encargarse en ratificar que será ella, que será con su identidad, con su propia definición política, la que vaya a gobernar a México, y que le diga ‘muchas gracias, presidente; ahora la presidenta soy yo’”.

También te puede interesar