lunes 17 junio 2024

Asdrúval Drake y Eloísa Barrios, dos impresentables que quieren gobernar Zacatlán, Puebla 

por etcétera

Dentro de la contienda electoral que se libra a nivel municipal abundan los personajes impresentables que han hecho fortunas de origen poco claro y la ciudad de Zacatlán, en Puebla, es una muestra. Destacan los casos de Asdrúval Drake y Eloísa Barrios.  

El patrimonio y posesiones del candidato por el Partido Verde, Asdrúval Sagid Drake, excontralor del municipio, se corresponden con la figura de “riqueza inexplicable”. Es poseedor de un rancho, casas, caballos de carreras y vehículos de lujo. En su más reciente declaración patrimonial, de 2021, dijo tener un ingreso integrado de 77 mil pesos mensuales, compuesto de sus servicios profesionales, su salario como servidor público y otras actividades. 

De sus declaraciones se desprende que es poseedor de propiedades que no corresponden con su nivel de ingresos ni capacidad de crédito. 

Asdrúval Drake Hurtado es hijo de un exlíder de una sección del sindicato de Pemex, Carlos Drake del Ángel, quien fue cercano a Carlos Romero Deschamps, el poderoso secretario general del sindicato petrolero. Un apunte curioso es que Carlos Drake reconoció la paternidad de Asdrúval hasta que éste cumplió los 26 años, en 2008, año en que cambió su apellido.  

Adquisiciones millonarias 

De acuerdo con su declaración patrimonial, Drake Hurtado es propietario de una casa con valor de más de dos millones de pesos, adquirida en 2012 y un terreno de 55 mil metros cuadrados que compró de contado en 2015 por medio millón de pesos.  

Declaró también que en 2016 compró seis caballos, uno por 46 mil pesos, otro por 60 mil pesos y dos por 150 mil pesos cada uno; uno por 48 mil y uno más por 200 mil pesos. Un total de 654 mil pesos en caballos que, según su declaración, pagó mediante un “crédito”. No obstante, no asienta la institución o fuente de ese préstamo. 

Para 2017 compró dos caballos más, uno a crédito por 440 mil pesos y otro de contado por 280 mil pesos. Ese mismo año compró, también “a crédito”, una casa de dos millones y medio de pesos y un terreno de casi 600 metros cuadrados por 615 mil 516 pesos. El total de sus compras de 2017 fue de 3 millones 835 mil 516 pesos. 

En 2019 compró otro caballo a crédito por 460 mil pesos. Tampoco declaró la fuente de ese préstamo. Ese mismo año compró, a crédito, una camioneta Honda con valor de 436 mil 900 pesos. Para 2020, el aspirante a gobernar Zacatlán compró una camioneta antigua por 75 mil pesos. 

Declara tener tres cuentas bancarias, dos en el país y una en el extranjero, en el Chase Bank.  

No queda ahí la gran cantidad de bienes de Drake: agregó que tiene en “comodato” o préstamo un terreno y una casa, sin que declare la ubicación exacta de las mismas. Adicionalmente, declara ser receptor de un “beneficio privado” proporcionado por una “persona moral” pero no da el nombre, dirección ni dato alguno del otorgante. 

En síntesis: de 2012 a 2020, siempre según sus declaraciones patrimoniales, Drake Hurtado hizo compras o adquisiciones por 8 millones 340 mil 481 pesos, la mayor parte de eso, “a crédito”. Esta cantidad no incluye los intereses que dichas compras pudieron haberle generado, lo que, naturalmente eleva sustancialmente los montos.  

Su empresa y su rancho 

Drake Hurtado dice ser accionista al 90% de la empresa Drake Abogados S.C., pero, llamativamente, dice no recibir remuneración por su sociedad y además no apunta la dirección de tal empresa. De ese despacho no hay registros en dependencias oficiales ni sitios empresariales.  

Existe otra empresa, fundada en 2012 y registrada en el Estado de México llamada RH DVA Soluciones, que declara dedicarse a la capacitación, administración de nómina, arrendamiento de bienes y otros servicios. Drake Hurtado es uno de tres socios. Una revisión del Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas no arrojó registro alguno de actividad de ninguna de las dos empresas. 

No obstante, Drake Hurtado tiene suficiente respaldo como para obtener créditos por elevadas cantidades para adquirir casas, terrenos, caballos y vehículos.  

Respecto al Rancho Zacapa, de casi 6 hectáreas, ofrece el servicio de renta de cabañas y de “crianza de caballos cuarto de milla”, así como hidroterapia equina, pensión y veterinaria especializada en caballos. Una irregularidad sobre el rancho es que no tiene trabajadores registrados ante el IMSS. 

Por otro lado, etcétera pudo documentar que Drake Hurtado declara en una página web de criadores de caballos, llamada Equibase, ser dueño de 19 caballos de carreras, mientras que en su declaración patrimonial sólo dice tener ocho. 

ELOÍSA BARRIOS RODRÍGUEZ 

Eloísa Barrios Rodríguez es la actual candidata del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Acción Nacional (PAN) y Pacto Social de Integración (PSI) a la presidencia municipal de Zacatlán. Contiende por segunda ocasión, lo hizo en 2021, por el partido local Fuerza por México.  

Barrios Rodríguez cuenta con tres cédulas profesionales para tres licenciaturas distintas: contaduría, derecho y arquitectura. Todas las carreras las cursó en pequeñas universidades locales. Posee un despacho jurídico y arquitectónico. 

En abril pasado, el sitio web e-consulta mencionó a Barrios Rodríguez como parte de un grupo de candidatos del PSI “vinculados al huachicol y a la delincuencia organizada”.  

El texto dice que Barrios Rodríguez tiene el alias de “La Contadora” y que su candidatura “es financiada por los grupos de delincuencia organizada presumiblemente dedicados al huachicol y quienes tienen presencia en Ahuazotepec y Chignahuapan”. 

Medios locales han documentado que Barrios Rodríguez ha sido contadora externa de varias administraciones municipales dentro de Puebla, como la del priista Luis Ángel Carrasco Gasca, bautizado por el diario La Jornada de Oriente como “el edil más impopular del estado”, quien gobernó Chingnahuapan de 2008 a 2011. 

Con el apoyo de Barrios Rodríguez, Carrasco Gasca encontró diversas maneras de ahorrar recursos y así, quitó prestaciones médicas a trabajadores, restringió vales de gasolina a trabajadores en campo y aplicó descuentos de nómina a empleados que usaban vehículos oficiales para cumplir sus funciones. 

En tanto, Eloísa Barrios tenía acceso a una camioneta del Ayuntamiento, vales de gasolina y chofer pagado por el municipio para llevar a su hijo a la escuela. Actualmente, Luis Ángel Carrasco se desempeña como rector de la Universidad Alianza Hispana, institución en la que Barrios Rodríguez se tituló como arquitecta en 2019.  

Entre 2020 y 2023 percibió como Auditora Externa dos millones 170 mil 46.63 pesos con diversos municipios del estado. En medios poblanos se ha documentado que quien la afianzó como auditora, imponiéndola en distintos municipios, fue el ex Auditor Francisco Romero Serrano, preso en el penal de San Miguel por operaciones con recursos de procedencia ilícita.  

Para el actual proceso electoral, Eloísa intentó contender con las siglas de Morena, pero al no ser favorecida, dio el brinco a la alianza formada por el PRI y el PAN.  

 

También te puede interesar