sábado 15 junio 2024

Bachelet: tendencia, ataque a instituciones de derechos humanos en AL

por etcétera

Los ataques a instituciones independientes de derechos humanos son una tendencia en América Latina y el Caribe, por lo que los gobiernos de la región deben respetar y protegerlas, afirmó este jueves Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El señalamiento de Bachelet ocurre en un contexto en el que han menudeado las denuncias por amenazas y ataques que gobiernos, parlamentarios, funcionarios, grupos de autodefensa y otros actores han hecho contra organismos como Defensorías del Pueblo, Procuradurías para la Defensa de los Derechos Humanos y Oficinas del Ombudsperson.

En el comunicado se menciona que ello ha ocurrido al menos en al menos 10 países de Latinoamérica y el Caribe, entre los que se cuenta México, en los que se reportan intentos de destitución de director de organizaciones a nivel estatal.

El número de países en los que se cometen ataques contra las instituciones de derechos humanos, dijo Bachelet, “es testimonio de la tendencia y la magnitud del problema”.

La comisionada destacó la importancia de esos organismos, los que trabajan de cerca con su Oficina y con los mecanismos de derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas. También dijo que aquellas instituciones “no deben enfrentarse a ninguna forma de abuso o interferencia y, especialmente, presión política”. Por ello convoco a los gobiernos para que respeten y protejan la independencia de ellas y que realicen investigaciones rápidas, exhaustivas, independientes y eficaces de los actos enderezados contra los organismos señalados.

Además, indicó que los propios gobiernos se pueden beneficiar con las actividades de los organismos de derechos humanos ya que pueden beneficiarse de sus evaluaciones para ayudar a resolver los problemas de derechos humanos.

Destacó que estos organismos “sólo pueden cumplir su mandato de proteger y promover los derechos humanos si son capaces de operar sin interferencias indebidas de gobiernos y otros, y son capaces de mantener su independencia. De lo contrario, perderán su credibilidad y legitimidad a los ojos de las personas a las que deben servir”.

También te puede interesar