lunes 27 mayo 2024

Baker Hughes, multada en EU por sobornos en 2007; uno de sus directivos facilitó casona a hijo de AMLO

por etcétera

Por pago de sobornos en varios países, Baker Hughes (uno de cuyos directivos es propietario de la lujosa casona en Texas que habitaron José Ramón López Beltrán y su pareja), empresa contratista de Petróleos Mexicanos, fue multada en 2007, además de que se le inició una investigación en 2020.

En abril de 2007, después de que la propia empresa Baker Hughes Incorporated aceptó su culpabilidad por pagos a agentes en seis países para obtener contratos, la Comisión de Bolsa y de Valores (SEC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos determinó para ella sanciones por poco más de 44 millones de dólares.

En 2007 la SEC impuso la multa a Baker Hughes (a la que describió como “proveedor global de productos y servicios de campos petroleros en Houston, Texas”) por violación de la Ley de las Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA, por sus siglas en inglés).

En aquel entonces, tras su investigación la SEC informó que encontró que Baker Hugues pagó 5.2 millones de dólares a un par de agentes para sobornar a funcionarios del gobierno de Kazajstán, de la empresa petrolera estatal Kazakhoil, y obtener contratos. A uno de esos agentes le pagó 4.1 millones de dólares, pero entre 2001 y 2006 obtuvo ganancias por 219 millones; al otro le pagó entre 1998 y 1999 más de un millón por negociaciones con KazTransOil.

Asimismo, la SEC acusó a Baker Hughes por diversas violaciones de la FCPA y de otras de sus normas, las que cometió en Nigeria, Angola, Indonesia, Rusia, Uzbekistán y Kazajstán. En esto seis países la empresa realizó pagos sin implementar controles internos para definir si eran hechos por servicios legales, serían para funcionarios y si serían registrados en sus registros.

Después de la acusación de la SEC y tras haber cooperado en las investigaciones, Baker Hughes aceptó un fallo acerca de futuras prohibiciones de la FCPA, a pagar una sanción civil, la restitución con intereses y contratara un consultor independiente que revisaría sus procedimientos internos. Por elló tuvo que pagar sanciones por 33 millones de dólares.

En aquella ocasión también el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó cargos penales, por lo que Baker Hughes se declaró culpable de violación de disposiciones antisoborno y de incitar a la falsificación de sus libros, además de un cargo por conspiración para violar la FCPA, por lo que tuvo que pagar 11 millones de dólares.

Con anterioridad, en septiembre de 2001, Baker Hughes había admitido una orden de cese y desistimiento de la SEC por violación a la FCPA tras un soborno en Indonesia.

Asimismo, se informó que en diciembre de 2020 Baker Hughes fue notificada de que la SEC realizaba una investigación formal acerca de sus controles, libros y registros internos, en la cual esa empresa está cooperando.

Apenas el pasado jueves una investigación de Latinus y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) mostró las dos casonas que entre 2019 y la actualidad han habitado José Ramón López Beltrán (hijo del presidente Andrés Manuel López Obrador) y su pareja, Carolyn Adams, en las cercanías de Houston. Una de ellas, en la que vivieron entre 2019 y 2020, con un valor de más de un millón de dólares, es propiedad de Keith Schilling, directivo de Baker Hughes, que tiene contratos con Pemex por cerca de 151 millones y que provee de compresoras y turbinas a la refinería de Dos Bocas.

Este lunes MCCI mostró un documento de un contrato entre Baker Hughes y Pemex por 85 millones de dólares, firmado en agosto de 2019. Un mes después, Beltrán López y Adams ocuparon la casona del ejecutivo de Baker Hughes.

También te puede interesar