miércoles 28 febrero 2024

Contralor de Sheinbaum violó la ley al ir al Super Bowl; me invitó un primo, dice

El senador Emilio Álvarez Icaza exigió su renuncia

por etcétera

El contralor general de la Ciudad de México, Juan José Serrano, viajó a Estados Unidos para presenciar el juego del Super Bowl, según se difundió en redes sociales y él mismo admitió, aunque justificó que los boletos se los regaló su primo. 

Con ello violó la ley que él mismo promovió y que prohíbe a los funcionarios capitalinos recibir regalos costosos, afirmó el senador independiente Emilio Álvarez Icaza. 

“Los boletos para el juego del Súper Tazón fueron un regalo por mi cumpleaños 50, de parte de un primo que vive en San Diego, y con quien desde pequeños nos une una gran afición por el futbol americano”, afirmó en su cuenta de Twitter. 

Aseguró que los boletos se compraron “hace muchos meses” a un “precio mucho menor” del que menciona la nota de Reforma.

El funcionario, quien saltó a la notoriedad por haber allanado la Alcaldía Cuauhtémoc con 300 granaderos para decomisar volantes con propaganda crítica a Sheinbaum, fue expuesto de nueva cuenta este lunes por el diario Reforma. 

Se publicaron fotografías suyas en el Super Bowl, acompañado de su pareja, lo que generó un gran escándalo y críticas en contra del gobierno de Claudia Sheinbaum, ya que viajes así contradicen la tan proclamada austeridad republicana. 

Para justificarse, Serrano aseguró que los boletos se los regaló su primo y que los gastos de hospedaje y alimentación los pagó con su salario. “Los gastos de alimentos, transporte y hospedaje de mi prometida y míos, fueron pagados con mis propios recursos. Viajé, vía Tijuana CBX y de ahí a Arizona, en una línea aérea de bajo costo”. 

Además, siguió justificando, no eran asientos preferentes, sino situados “hasta las últimas filas de la parte alta del estadio”. 

Pero su justificación, de acuerdo con Álvarez Icaza, muestra con claridad que Serrano violó la ley ya que el costo de los boletos ronda los 100 mil pesos. 

“El contralor de la CDMX, Juan José Serrano prohibió a todo servidor público recibir regalos. Con su firma lo publicó en la Gaceta el 1 de diciembre del 2020. Al recibir un “regalo” de 100 mil pesos para ir al Súper Bowl violó la ley. Debe renunciar”, dijo. 

Según han difundido diversos medios, el boleto más barato para presenciar el juego costaba 4 mil dólares, que a un tipo de cambio de 19 pesos equivale a 76 mil pesos. El boleto más caro costaba 26 mil dólares (494 mil pesos) y los paquetes con transporte, hospedaje, boletos y otros beneficios incluidos, creados por agencias de viajes rondaban los 15 mil dólares (285 mil pesos) por persona. 

Así, aun en el caso de que los boletos fueran regalo de “un primo”, Serrano faltó a la ley promulgada por él mismo, en el sentido de aceptar regalos costosos. La ley no admite excepciones, ni siquiera en caso de familiares cercanos. 

*ofv

También te puede interesar