sábado 15 junio 2024

2019: la diputada Clouthier, contra la militarización y se abstuvo en GN; AMLO y Morena no le hicieron campaña en contra

por etcétera

En 2019, en la votación en la Cámara de Diputados para la creación de la Guardia Nacional, impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, la entonces vicecoordinadora de la bancada de Morena, Tatiana Clouthier, se abstuvo y se expresó contra la militarización. Entonces no se hizo ninguna campaña en su contra porque no votó a favor la iniciativa, y ahora ella ha guardado silencio.

En la intensa discusión sobre la formación de la Guardia Nacional, en cuya integración ya algunos alcanzaban a atisbar un proceso de militarización de la seguridad pública, pese a todo en la Cámara baja alcanzó un amplio respaldo en el periodo extraordinario que fue convocado para ello.

Sin embargo, en aquel 16 de enero de 2019, si bien la iniciativa presidencial obtuvo el apoyo incluso de legisladores de oposición, cuando menos hubo tres abstenciones de diputados de Morena. Una de ellas fue la de Tatiana Clouthier, la segunda de a bordo del grupo parlamentario del partido gobernante, que entonces estaba encabezado por Mario Delgado.

Los otros legisladores morenistas que marcaron abstención fueron Lidia García Anaya y Hugo Ruiz Lustre. De la coalición gobernante, el diputado Ernesto D’Alessio, del PES, también fue por esa opción.

Desde antes, en diciembre, la vicecoordinadora morenista había manifestado cuestionamientos sobre la Guardia Nacional, además de que aseguró de que no quería que los militares tuvieran el control total del país.

El 18 de diciembre de 2018, al participar en un foro de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados en el que estaba presente Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Clouthier dijo que no le quedaba claro quien manejaría la estrategia de seguridad, si el secretario o el mando militar.

Sobre la militarización que implicaba la Guardia Nacional, dijo: “Si lo que queríamos era acabar con la simulación, ¿entonces por qué ellos mandarán y usted obedecerá a través de una estrategia? O no me quedó claro cómo será el funcionamiento, porque dijo ‘ellos mandarán’. Cuando digo ‘ellos’ estoy hablando del mando militar, y usted, como secretario de Seguridad, será el que manejará la estrategia”.

Agregó: “Me llama la atención también cuando dice que ‘entraremos en un proceso de paz, civil y democrático’ cuando no queremos mover una coma. Y, por otro lado, nos amenazan que nos van a quitar a los militares, y se vuelven una parte muy, muy preocupante. Pero también me preocupa porque hemos estado con algunos alcaldes, algunos electos, algunos ya en funciones, quienes nos han dicho que no están de acuerdo en cómo se ha estado manejando la situación”.

Explicó que el Programa de Seguridad “le encantó” porque atiende “los problemas de raíz”, pero que “promueve la estrategia de paz con el Ejército, cuando los números muestran lo contrario”.

“¿Por qué quitarle los contrapesos a la Guardia Nacional o al Ejecutivo, quitando o eliminando el artículo 76 y el 78 constitucional, o con una redacción inclusive distinta, en donde quisiéramos dejar todo el poder en un hombre o una persona? Y eso es totalmente antidemocrático y es en contra de lo que votamos los mexicanos este pasado primero de julio. Me preocupa, me ocupa: sí quiero una Guardia Nacional; no la quiero como la estamos planteando. No entiendo la prisa”, dijo entonces Clouthier.

El 16 de enero de 2019 se decidió la creación de la Guardia Nacional, con 362 votos a favor, 119 en contra y cuatro abstenciones.

Aquel día Clouthier propuso una reserva sobre la Junta de Jefes de Estado Mayor, pero ni eso aceptó la mayoría legislativa de la que ella formaba parte. Entonces la hoy secretaria de Economía dijo en tribuna: “Compañeros, y especialmente me dirijo a los de la coalición Juntos Haremos Historia: les recuerdo que la propuesta de campaña fue pacificar al país y desmilitarizarlo paulatinamente, algo contrario a lo que estaríamos votando hoy si no lo eliminamos desde la Constitución. Repito, no es lo mismo desde la Constitución dar cierto mando a las Fuerzas Armadas, que hacerlo en una ley”. Y hasta citó a John Lennon.

Finalmente se abstuvo en la votación de la Guardia Nacional.

Días después López Obrador fue cuestionado sobre la postura de Clouthier, y comentó: “Yo no le doy instrucciones a nadie; no les digo ‘no hables’. Nunca lo he hecho, con nadie, ni con dirigentes cercanos, amigos, este, servidores públicos, ni tampoco con periodistas. A nadie le he dicho: ‘Oye, escribe defendiéndonos’ o ‘escribe en contra de un adversario’. No”.

Continuó sobre Clouthier: “Entonces, lo de Tatiana, está en todo su derecho de expresarse y de manifestarse. Y la respetamos y la queremos mucho”.

Entonces al presidente no se le ocurrió vincular a la vicecoordinadora de su partido en la Cámara de Diputados, por su abstención, con “la falsedad, la hipocresía y la politiquería del conservadurismo de México”.

No se hizo escándalo por aquella abstención de Clouthier en el camino a la militarización, no se le llamó “traidora” ni Morena tampoco publicó un mensaje que dijera que “no se puede servir a dos amos, estamos o no estamos con el proceso de cambio”.

Ni tampoco Clouthier se ha pronunciado por la reciente integración de la Guardia Nacional en la Secretaría de la Defensa Nacional.

También te puede interesar