viernes 14 junio 2024

Ebrard propone crear una secretaría para el hijo de AMLO

por etcétera

En el primer día de la precampaña que en Morena llaman “recorridos”, Marcelo Ebrard propuso la creación de una secretaría de Estado: la de la Cuarta Transformación, cuya tarea consistiría en continuar los proyectos del presidente Andrés Manuel López Obrador, que sería encabezada por un hijo de este.

Después de que, en una mala imitación de Camus, iniciara su precampaña con la visita a su maestra de kínder en un auto eléctrico, desde un hotel, en un encuentro de jóvenes, Ebrard dirigió un mensaje en el que propuso incrementar la burocracia mediante la creación de una nueva secretaría.

Según explicó, la nueva dependencia tendría como misión “continuar y consolidar la cuarta transformación”, además de “construir sobre el legado que nos va a dejar Andrés Manuel López Obrador y quienes lo han acompañado en esta lucha”.

Ello se debe a que consideró que “la cuarta transformación no va a rendir todos sus frutos en sólo seis años. Cuando menos se va a requerir 10 años, cuando menos, porque así son estos programas”.

Al respecto, y aunque están anunciadas para este mismo sexenio la inauguración de ellas, Ebrard se refirió a las obras emblemáticas del gobierno de López Obrador: las prioridades de la secretaría que proyecta son “consolidar y potenciar las grandes obras de infraestructura, como la refinería de Dos Bocas, el aeropuerto internacional Felipe Ángeles” y el Tren Maya, entre otras.

Al parecer, también garantizaría una suerte de continuidad familiar en el gobierno: anunció en quién piensa para encabezar la que sería nueva dependencia: “Invitaría yo a un joven muy destacado, brillante, que es Andrés Manuel López Beltrán a dirigir esta secretaría, en caso de que lo acepte”.

Y cerró el acto con los jóvenes al grito de “¡Vamos a ganar!”, aunque antes había dicho “Sonrían, que vamos a ganar” y “Sonrían, que todo va a estar bien”.

En el actual gobierno a López Beltrán se la he vinculado con casos que podrían implicar irregularidades con recursos públicos. Apenas en mayo pasado Latinus informó que un grupo de amigos del hijo del presidente han obtenido más de 100 millones de pesos en contratos con dependencias gubernamentales a través de una red de empresas y de mecanismos para participar y ganar en concursos de obras públicas.

Entre los principales negocios que ha obtenido esa red de empresas del gobierno federal incluyen el Parque Ecológico Lago de Texcoco, el Nuevo Malecón de Villahermosa y el Archivo General Agrario.

Uno de los amigos de López Beltrán que participan en la red de contratistas, Hugo Buentello Carbonell, también está relacionado con uno de los desfalcos a Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), ya que, como mostró una investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, fue subdirector de Operaciones de Liconsa, y desde ese cargo firmó un contrato por 86 millones de pesos para el abasto de 50 mil bolsas de leche en polvo, de cuya entrega no hay evidencia, y de una adjudicación también por millones de pesos a una empresa multinacional vinculada con lavado de dinero mediante el envío de alimentos  Venezuela.

Con anterioridad, trabajos periodísticos mostraron que en Tabasco el programa Sembrando Vida se estaba privilegiando el cultivo del cacao para beneficiar a la fábrica de chocolates Rocío, que pertenece a los hijos del presidente, cuyos productos son vendidos, por ejemplo, en instalaciones del Grupo Vidanta, uno de los corporativos más beneficiados por el actual gobierno.

También te puede interesar