lunes 27 mayo 2024

Ejército “extorsionó” a empresarios a cambio de ser proveedores del AIFA

por etcétera

El general Gustavo Ricardo Vallejo Suárez, ingeniero constructor del Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles” admitió públicamente que con el afán de cumplir con las órdenes del presidente de la República de concluir las obras de la terminal aérea en el tiempo prometido y de reducir los costos del mismo, el ejército mexicano “extorsionó” a los empresarios interesados en participar como proveedores para que a cambio de una asignación sacrificarán el 3% de sus costos o de lo contrario quedarían excluidos.

Lo anterior puede observarse en un fragmento del video lanzado por el productor Epigmenio Ibarra, denominado “la obra del pueblo”, donde en una conversación que sostiene López Obrador con el general Vallejo, éste le expone a su comandante en jefe que cuando comenzaron a negociar con empresarios que cumplían con todas las condiciones para ser proveedores del gobierno, y una vez cerrado el trato el ejército les exigía reducir sus costos al menos un 3 por ciento adicional, o de lo contrario no serían considerados.

En este segmento que estuvo unos días transmitiéndose por medios digitales, el presidente López le pide al general explique Cuáles fueron los criterios de empresas que se contrataron.

Así, Vallejo expuso que se realizaron “las negociaciones con las grandes empresas mexicanas, las grandes empresas productoras de piso de cable de cristal de aluminio de pintura. Negociamos directamente el cuerpo de ingenieros del Ejército con los dueños, propietarios, hijos o directores generales de estas grandes empresas para buscar las mejores condiciones para el Estado en una relación de ganar-ganar. 

Explicó que se invitó a las empresas a sumarse como aliados estratégicos de un “proyecto exitoso” y así “formar parte de este proyecto del Gobierno de México, pero adicionalmente, que nos dieran un excelente precio en las negociaciones. Nosotros buscamos siempre calidad y costo, las mejores condiciones al Estado”, agregó.

Continuó diciendo que “negociábamos directamente con ellos, señor presidente, tú a tú con las grandes empresas, buscando los mejores precios. Les ofrecíamos primero liquidez; segundo, anticipos que nos permite la ley, y tercer tiempo de entrega rápidos”.

En este sentido, el general Vallejo admitió que a costa de que ellos dieran el mejor precio y una vez cerrada la negociación, se venía otra segunda parte de la de la negociación: el cuerpo de ingenieros a cargo del general Vallejo tenía la instrucción de condicionar la contratación a cambio de que los empresarios cedieran un 3% por ciento adicional los montos que ya habían sido acordados, usando el argumento de que era “por amor a México”.

-“Vaya general, no, no, no, no le entendemos, a ver, explíquenos”, lo interrumpió López Obrador.

Entonces el general respondió “yo calculo que un 3% en adelante todavía puede representar ese amor por el país. Y bueno, ya cerrado con su equipo de trabajo, pues ni modo que no amen a México y logramos nada más por ese 3 por ciento en cada negociación cientos de millones de pesos de economía…  precisamente al dotar de mejor tecnología el aeropuerto. También debo de mencionarle que todas las empresas, aún extranjeras nos dieron ese porcentaje”.

https://www.youtube.com/watch?v=CL3sr9Mr-Kw

También te puede interesar