domingo 03 marzo 2024

En contra del semáforo “naranja” de Sheinbaum, 57% de capitalinos

por etcétera

Ante la tercera ola de COVID y luego de que la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum dijera que para ella la Ciudad de México sigue en naranja, a pesar de que la Secretaría de Salud colocó a la capital en rojo, 57% de sus habitantes se pronunciaron a favor de mantener las restricciones sanitarias.

De acuerdo a la más reciente encuesta realizada por El Financiero, la opinión a favor de que se regrese a medidas más estrictas va creciendo.

Y es que, como se recordará, desde los inicios de la tercera ola, la jefa de gobierno ha minimizado la gravedad de la situación: primero dijo que no había motivo de alarma, luego, dijo que del amarillo pasaríamos al naranja, pero sin ninguna restricción porque “ya sabemos cuidarnos” y además “estamos vacunando”.

Este fin de semana, luego de que el gobierno federal dijo que la CDMX se encuentra en rojo de máxima alerta por la cantidad de contagios, Sheinbaum dijo que para ella, seguimos en naranja.

“Yo respeto mucho al doctor Gatell, como siempre y a todo el equipo de la Secretaría de Salud, al doctor Alcocer, tenemos muy buena relación, y en este caso nosotros estamos convencidos de que el semáforo es naranja por la última información que tenemos; es con base en información, con datos científicos duros, no es un tema de ocurrencia o de que nada más queramos decir que estamos en naranja, y ellos tienen datos que son previos, entonces por eso es la diferencia”, dijo el sábado 7 de agosto.

Los memes, las burlas y las críticas en redes sociales no se hicieron esperar. Incluso, hubo quien hizo mofa de la gobernante al parodiar la conocida serie Orange is the new black, haciendo un cartel con la imagen de Sheinbaum y la leyenda “Orange is the new red”.

Ante esta disyuntiva, El Financiero realizó uno de sus bien conocidos ejercicios de medición de opinión con una sola pregunta: ¿Qué prefiere el capitalino, confinamiento o reapertura?

Una mayoría, 57%, se mostró a favor del confinamiento. Es decir, que se regrese al aislamiento, a cierre de negocios, a restricción en el aforo de algunos espacios. Esta clase de medidas llevan implícito el no regreso a clases presenciales, lo que el gobierno federal y local están ordenando para el 30 de agosto.

La misma pregunta, hecha por el diario en julio, arrojó que estaban a favor del confinamiento 53% de los habitantes de la CDMX. Es decir, la pregunta se hizo a pocos días de que el gobierno federal reconociera que llevábamos cuatro semanas en una tercera ola.

Ahora, a dos meses de que el país vive la mencionada fase de nuevos contagios, y mientras Sheinbaum se resiste a llamarle rojo al naranja y habla de un semáforo “diferente”, la opinión a favor de que se regrese a medidas restrictivas crece.

Sin embargo, no es despreciable el porcentaje que opina lo opuesto: 41% de los capitalinos están a favor de volver a las actividades normales y tener una total reapertura en todos los sentidos. En julio, quienes opinaban así era el 44% de los encuestados.

Según las declaraciones de Sheinbaum y de Andrés Manuel López Obrador, la actitud que ambos niveles de gobierno han determinado en esta tercera ola favorece la reapertura.

Confían en el avance del plan de vacunación, pero también, según han dicho ya numerosas veces, en que “ya aprendimos a cuidarnos entre todos”.

*ofv

 

También te puede interesar