miércoles 12 junio 2024

Encinas evade hablar de espionaje; la ONU pide controles civiles sobre Fuerzas Armadas

por etcétera
Cuartoscuro

Pese a la gravedad de que un funcionario de su tan alto nivel haya sido espiado con Pegasus, que sólo puede ser contratado por gobiernos, Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, evitó dar declaraciones al respecto. Por el asunto, la ONU-DH se pronunció por controles civiles sobre los militares.

Este miércoles Encinas Rodríguez acudió por la mañana a una reunión con el presidente en Palacio Nacional, en la que, según se dijo, se revisaría el avance de los programas sociales. En ella estuvieron presentes funcionarios federales y gobernadores de Morena.

Al salir de la sede presidencial alrededor de la una de la tarde, Encinas Rodríguez fue cuestionado por reporteros acerca del espionaje del que ha sido víctima, como reveló The New York Times el lunes pasado. Sin embargo, el viejo militante de izquierda evadió responder las preguntas y se retiró sin hacer ninguna declaración al respecto pese a la gravedad del asunto.

El lunes pasado The New York Times dio a conocer que el teléfono móvil de Encinas Rodríguez ha sido infectado varias veces con Pegasus, especialmente en el periodo en el que, como funcionario, se ha encargado de indagar la participación del Ejército en la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, en la que ya ha denunciado que intervinieron militares.

En México, la vigilancia con Pegasus se había ejercido sobre periodistas y activistas de derechos humanos desde el gobierno federal anterior y también durante el actual, pero el de Encinas Rodríguez es el primero que se reporta sobre un alto funcionario del gobierno mexicano.

Según The New York Times, Citizen Lab, grupo de especialistas de la Universidad de Toronto en hackeo, analizó aparatos de comunicación de algunos funcionarios mexicanos: Encinas y dos de sus colaboradores resultaron infectados con Pegasus.

Por supuesto, se debe resaltar que la licencia de aquel malware sólo se otorga a agencias gubernamentales, por lo que lo más probable es que el espionaje provino de otra dependencia gubernamental.

En su conferencia de prensa del martes, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que Encinas Rodríguez le comentó que el diario estadounidense le preguntó sobre el espionaje, y que el subsecretario respondió que “probablemente sí”.

El mandatario comentó que no se sabía quién era el responsable del espionaje, el que minimizó, y dijo que no fue responsabilidad de la Secretaría de la Defensa Nacional y que ellos no son iguales.

Por el contrario, este miércoles la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) consideró que por las revelaciones recientes, así como por anteriores, sobre el asunto debe haber una investigación “diligente, independiente, exhaustiva e imparcial por instancias civiles”, la cual debe dar lugar a sanciones contra personas e instituciones responsables.

La ONU-DH también se refirió al señalamiento del presunto involucramiento de las Fuerzas Armadas en el espionaje, y afirmó que “los controles sobre las mismas deberían fortalecerse”, para lo cual se deben implementar mecanismos civiles de vigilancia.

El organismo internacional expresó su solidaridad con Encinas Rodríguez y sus compañeros por el presunto espionaje con Pegasus.

También te puede interesar