jueves 29 febrero 2024

Exescolta de AMLO tiene vínculos con el narco; trabajó en la FGR y en la Guardia Nacional 

por etcétera

En 2019, el titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval, envió oficios urgentes a Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República, para alertarle que un militar que en 2006 formaba parte del equipo de seguridad de Andrés Manuel López Obrador tenía vínculos con el Cártel de los Beltrán Leyva. 

Se trataba del nuevo director del Cuerpo Técnico de Control de la Subprocuraduría Especializada en Materia de Delincuencia Organizada de la FGR, el Teniente Coronel retirado Silvio Isidro de Jesús Hernández Soto. 

No se sabe por cuánto tiempo ese individuo ocupó dicho cargo, pero sí que al menos desde julio de 2021 fue asignado a la Guardia Nacional. 

Hernández Soto formó parte del equipo de seguridad de AMLO cuando era candidato, en el proceso electoral de 2006. El jefe directo de este individuo era el titular de la SIEDO, Alfredo Higuera Bernal, que lo había nombrado por órdenes directas del director del Centro Nacional de Inteligencia, Audomaro Martínez Zapata. 

Así lo informó este jueves Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad en un reportaje en el que publican un oficio del 12 de septiembre de 2019 que Cresencio Sandoval envió a Alejandro Gertz. 

Dice el oficio: 

“Respecto a la designación del Teniente Coronel de Caballería Retirado  Silvio Isidro de Jesús Hernández Soto como Director del Cuerpo Técnico de Control de la Subprocuraduría Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (SIEDO) de esa Fiscalía a su digno cargo, de la cual fui enterado el 11 de septiembre de 2019, derivado de la reunión entre el titular de la SEIDO y el Subjefe de Inteligencia de esta Secretaría, hago de su conocimiento lo siguiente: 

“En diferentes bases de datos de esta Dependencia, así como en expedientes de la propia SEIDO, existen evidencias documentales, en la cuales el Teniente Coronel de referencia es señalado de haber mantenido vínculos con integrantes de la delincuencia organizada, para ello anexo un extracto de la información existente”. 

El reportaje de Iván Alamillo explica que el Cuerpo Técnico de Control “es una las pocas unidades en el país que están facultadas legalmente para intervenir dispositivos móviles con la autorización de un juez federal”. 

La información de la que habla Sandoval en el oficio dirigido a Gertz señala que a partir de 2007, un año después de que Hernández Soto fue parte del equipo de seguridad de AMLO, le dio protección a los Beltrán Leyva, entonces parte de Cártel de Sinaloa. 

El anexo mencionado por Sandoval tiene la foto del Teniente Coronel y una lista de sus antecedentes delictivos. Cita la declaración de un sicario detenido en 2008 que declaró que la policía ministerial de Sinaloa estaba dominada por el Chapo Guzmán y en ese entonces, Isidro Hernández era el director de dicha corporación.  

Otro dato: que en 2009 se capturó en Culiacán a un miembro de una célula delictiva que tenía una libreta con nombres de autoridades, entre ellos el de Isidro Hernández. 

En 2010, el testigo protegido “Jennifer” (Roberto López Nájera) declaró ante la autoridad que en febrero de 2007 Isidro Hernández le presentó a otro militar “para que lo ayudara en el aterrizaje de aviones procedentes de Sudamérica en el aeropuerto de Cancún”. 

En 2012, recibió auto de formal prisión por el presunto delito de delincuencia organizada. Fue liberado meses después por falta de pruebas. 

El reportaje conecta esta información con la revelada hace unos días por el periodista Tim Golden, de Propublica. 

“El reportaje de Propublica menciona que, en una grabación clandestina realizada en mayo de 2011, el ex chofer de AMLO, Nicolás Mollinedo, le dijo a un informante de la DEA que estaba preocupado porque dos miembros del equipo de seguridad de López Obrador en la campaña del 2006 habían sido detenidos en México y temía que fueran presionados para revelar que tenían conocimiento de las aportaciones del narcotráfico”. 

En 2019, Isidro Hernández fue nombrado como funcionario del gobierno de AMLO, gracias a que presumió su cercanía con el propio Luis Cresencio Sandoval, quien en el oficio enviado a Gertz negó conocerlo. 

Fue Audomaro Martínez Zapata, que muchos años antes había sido jefe de Silvio Isidro, quien determinó darle un cargo en el actual gobierno y, de manera ilegal, le ordenó al titular de la SIEDO nombrarlo titular del Cuerpo Técnico de Control, “una de las áreas más estratégicas para el combate contra la delincuencia organizada de la Fiscalía General de la República”. 

Indica la investigación de MCCI que desde la presidencia de Enrique Peña Nieto el CTC había quedado bajo el control de militares. 

Explica que el oficio que Sandoval envió a Gertz tuvo como motivo un informe confidencial en el que se le dijo que Alfredo Higuera Bernal nombró a Silvio Isidro por órdenes de Audomaro e insistiendo que “es una persona allegada” a Luis Cresencio Sandoval. 

Pero en realidad, dice el reportaje, Silvio Isidro es allegado a Higuera Bernal y a Audomaro Martínez, quienes maniobraron para poner a un incondicional en un puesto clave. 

ofv

También te puede interesar