jueves 29 febrero 2024

Fideicomisos de ciencia se fueron a prioridades del gobierno: Álvarez Buylla

por etcétera

Después de muchos meses en los que evadió comparecer ante diputados y senadores, se presentó vía remota ante ellos María Elena Álvarez Buylla, titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). Dijo que parte de los recursos de los fideicomisos de ciencia desaparecidos en 2020 se fueron a proyectos prioritarios del gobierno federal, y dejó muchos temas pendientes.

Uno de los principales temas fue el destino de los recursos de los 91 fideicomisos dedicados a la ciencia que fueron desaparecidos en 2020, que alcanzaban cerca de 25 mil 742 millones de pesos. Al ser cuestionada sobre ese asunto, Álvarez Buylla comentó que fueron dedicados a la fabricación de ventiladores respiratorios, y que el resto fueron devueltos a la Tesorería de la Federación para proyectos prioritarios del gobierno federal, “incluyendo los de ciencia y tecnología, porque el presupuesto de ciencia y tecnología de egresos de la Federación no ha hecho más que aumentar en becas y en todos los demás aspectos que incluyen la agenda de Conacyt”.

Por supuesto, los que se han definido como “proyectos prioritarios” de este gobierno están las obras emblemáticas del presidente Andrés Manuel López Obrador: el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas.

Asimismo, pese a que Álvarez BuYlla afirmó que están lejos de disminuir los recursos para ciencia, los congresistas le hicieron ver que el actual gobierno está invirtiendo la cifra histórica más baja en ciencia y tecnología, con apenas 0.22 por ciento del producto interno bruto.

En su exposición, y pese a reiteradas críticas no sólo de representantes populares sino de muchos de sus colegas desde hace años, la funcionaria volvió a hablar de “ciencia neoliberal” y hasta de “tecnociencia”, en la que se prioriza el interés mercantil. Añadió que antes de la llegada del actual gobierno existía una tendencia privatizadora de los posgrados, además de dispendio, duplicidad, ineficiencia y opacidad, que constituían un “Conacyt paralelo”.

Sin embargo, a su llegada al Consejo se detuvo el reparto de recursos, especialmente a la iniciativa privada, por lo que se lograron ahorros por 17 mil 700 millones de pesos.

Acerca de la situación de Centro de Investigación y Docencia Económicas, usó el mismo discurso del gobierno actual: les demostrará a los congresistas que la crisis en que se encuentra esa institución se debe a la gestión anterior. Frente a ello, los legisladores de oposición le pidieron solucionar los problemas mediante el diálogo, al que se dijo dispuesta, pese a que buena parte de la comunidad de esa institución ha denunciado lo contrario.

Ante el cúmulo de cuestiones que quedaron pendientes de plantear por parte de los legisladores de oposición después de una sesión de más de cinco horas, la titular del Conacyt se comprometió a responder por escrito y a continuar el diálogo en próximas reuniones.

También te puede interesar