lunes 22 abril 2024

Fiscalía: García Luna, traidor a México y a EU; no hay pruebas: la defensa

por etcétera

El primer día de fuego en el juicio contra Genaro García Luna abrió con los alegatos de la fiscalía (acusó “traición”) y de la defensa (dijo que no hay pruebas), así como  la presentación de un importante testigo: Sergio Villarreal Barragán, quien afirmó que presenció cuando Arturo Beltrán Leyva entregó millonarios sobornos al “superpolicía mexicano”.

Al iniciar en el Tribunal del Distrito Federal de Brooklyn los alegatos, el fiscal y el abogado defensor de García Luna presentaron el caso con sus respectivas y muy enfrentadas versiones de las actividades de quien fuera secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa.

El fiscal federal Philip Pilmar abrió con un recorrido por la trayectoria de García Luna desde su ingreso en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional en 1989, hasta la Secretaría de Seguridad Pública, cargo que dejó en 2012, pasando por la Agencia Federal de Investigación.

Entonces Pilmar fue lapidario, ya que dijo que aunque García Luna tenía la encomienda de trabajar para el pueblo mexicano, “también tenía otro empleo, uno más sucio, más redituable”: proteger el tráfico de drogas del Cártel de Sinaloa hacia la Unión Americana, lo que fue una traición a sus colegas, a su país e incluso a Estados Unidos.

Por ello, por supuesto, García Luna obtuvo sobornos por millones de dólares de la banda delictiva.

Por parte de la defensa apareció César de Castro, quien afirmó que la fiscalía no cuenta con pruebas concluyentes de las acusaciones contra García Luna, por lo que intentaría sostener sus acusaciones en testimonios de miembros del Cártel de Sinaloa, varios de los cuales fueron detenidos en México por García Luna y extraditados a Estados Unidos. Así, su testimonio será una suerte de venganza contra quien “encabezó la guerra contra los cárteles”.

Además, De Castro destacó la colaboración que García Luna tuvo con los funcionarios de los departamentos de Estado y de Justicia, de la Casa Blanca y del Congreso de Estados Unidos. Para respaldar sus dichos, enseñó al jurado fotos de García Luna con importantes personajes como Barack Obama, Hillary Clinton y Eric Holder.

Después de que fiscalía y defensa expusieron sus posturas, fue presentado para que rindiera su testimonio ante la Corte Villarreal Barragán, “el Grande”, quien declaró que en varias ocasiones presenció entrega de sobornos, por un millón o millón y medio de dólares, que hacía Beltrán Leyva a García Luna con recursos suyos y de otros delincuentes, como Joaquín Guzmán Loera, “el Chapo”. Generalmente las entregas eran mensuales y en cajas de cartón llenas de billetes de 100 dólares.

“El Grande” dijo que los sobornos aumentaron conforme el cártel crecía merced al apoyo de García Luna, a quien Beltrán Leyva incluso consideraba un amigo, por lo que hasta le regaló una motocicleta Harley Davidson edición especial. Pero también mencionó a otros miembros del círculo del funcionario mexicano: Luis Cárdenas Palomino, Édgar Millán Gómez, Iván Reyes Arzate, Ramón Pequeño García y Víctor Garay Cadena.

Villarreal Barragán también declaró que él y otros miembros del cártel incluso obtuvieron credenciales de la AFI, además de que García Luna compartía información de operativos e investigaciones.

También se informó que no habrá audiencias el jueves y el viernes próximos.

También te puede interesar