domingo 21 abril 2024

A la primera manifestación de 100 mil y cuando no me favorezcan las encuestas, me voy: AMLO

por etcétera

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reprobó la violencia que se registró en las manifestaciones feministas realizadas la tarde del lunes en la Ciudad de México; como en otras ocasiones, insistió en que hay grupos de interés que se infiltran en movilizaciones legítimas para provocar y crear confrontación, con el fin de afectar a su gobierno porque son minorías que se resisten al cambio que, según él, se está produciendo en el país.

“Entonces, siempre hay una causa justa. Sin duda el movimiento feminista merece todo nuestro respeto, pero no estoy de acuerdo con la violencia. Y además tener cuidado con los infiltrados, porque hay mucha gente que está molesta en el país por los cambios que se están llevando a cabo”, sostuvo.

Según el mandatario, aun cuando se identifique a todos los que patrocinan a los grupos violentos que se infiltran en los movimientos sociales, no los dará a conocer para que no victimicen y no dar motivos a sus adversarios para que lo tachen de represor. Incluso, dijo que aunque no se sepa la identidad de quienes encapuchan, sus familias de éstos saben quiénes son y que no se están portando bien y por lo mismo, no son bien vistos por la sociedad.

“Entonces se victimizan, eso es lo que quieren, señalarnos como autoritarios y no, no somos iguales, nosotros venimos de una lucha de muchos años en favor siempre de la justicia y en contra de la represión, están buscando por todos los medios que caigamos en una provocación. No, no tienen ni siquiera por qué encapucharse porque no somos represores, nosotros somos humanistas, por eso no pueden. Sus familiares, si se dan cuenta, si saben lo que están haciendo, estoy seguro que no lo ven bien y claro que la gente no lo ve bien”, señaló.

Tras asegurar que su gobierno trabaja todos los días para atender las demandas de las mujeres, reiteró que les garantizará la libertad para manifestarse; también expresó su reconocimiento a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum por no caer en provocaciones. Asimismo subrayó que rechazar la violencia y no permitir la manipulación no significa estar en contra del movimiento feminista como se ha querido hacer creer.

“Todos los días atendemos el problema, todos los días y lo vamos a seguir haciendo, y no sólo por el movimiento, porque escuchamos lo que ellas están demandando, por convicción. Nosotros venimos luchando desde hace muchísimos años, yo desde que salí de la escuela no he hecho más que luchar por la justicia. No soy un fifí que de repente me dio por hablar de los pobres y hablar de la igualdad y de la justicia. Y en el caso de Claudia, muy bien por no caer en la provocación y muy bien por la gente que ayuda, que apoya. Esto no significa estar en contra del movimiento feminista, es no aceptar la violencia de ningún tipo y no permitir la manipulación”, manifestó.

López Obrador consideró que aun cuando las manifestaciones violentas puedan ser muy espectaculares, la vía pacífica es el mejor camino para las transformaciones. Sostuvo que a los gobiernos autoritarios se les derrumba con el pueblo en las calles y en ese sentido, ofreció que el día en que se lleve a cabo la primera manifestación de 100 mil personas contra su gobierno y ya no lo favorezcan las encuestas, se irá del cargo incluso antes de la consulta para la revocación del mandato.

“Esto de una manifestación y tirar bombas y todo pues puede ser muy espectacular, pero es por un tiempo, hay que luchar toda la vida; y cuesta más, es mucha la fatiga, pero es mucho más efectivo para transformar, para conseguir la causa por la que se lucha. Entonces, un llamado a que se abandone la violencia y manifestaciones. ¿Cómo se cae o se derrumban los gobiernos autoritarios? Pues con la gente, con las grandes movilizaciones. Sale el pueblo a la calle, cientos, miles, millones y, en mi caso, a la primera manifestación de 100 mil y que yo vea que en las encuestas ya no tengo apoyo, a Palenque, Chiapas, ni siquiera espero la revocación del mandato, ahí nos vemos, porque tengo principios, porque tengo ideales”, aseguró.

El presidente reivindicó lo que consideró su vocación pacifista y se dijo convencido de que las mejores transformaciones en la historia no son las que se han llevado a cabo por la vía armada, sino por lo que denominó “revolución de conciencias”. Por ello, sostuvo que el movimiento que él ha encabezado le apuesta al cambio de mentalidad de las personas y evocando al líder sudafricano Nelson Mandela, dijo preferir la vía pacífica aunque se sufra más.

“Cuando realmente se quiere llevar a cabo una transformación la vía pacífica es el mejor camino, incluso para que esa transformación sea profunda y duradera, porque cuando la transformación se hace por la vía de las armas, por la vía violenta, la lleva a cabo, la consuma siempre una vanguardia, un grupo de avanzada, pero no es todo el pueblo, todo el pueblo puede ayudar, pero no hay un cambio de mentalidad. Cuando la transformación se logra por la vía pacífica creando consciencia a través del tiempo es todo un pueblo el que cambia y cuando cambia la mentalidad del pueblo cambia todo. Por eso es mejor una transformación por la vía pacífica que por la vía armada… Sí es más difícil la lucha pacífica. Mandela estuvo 27 años en la cárcel. Se sufre más”, indicó.

arg

También te puede interesar