jueves 29 febrero 2024

Contratan para libros de texto gratuitos a empresas investigadas por desvío de recursos

por etcétera

Una investigación del portal Animal Político reporta que dos empresas acusadas de fraude durante el sexenio de Ernesto Zedillo obtuvieron contratos por adjudicación directa durante la presente administración para la impresión de libros de texto gratuito.

Se trata de Litografía Magno Graf y Compañía Editorial Ultra, las cuales fueron “investigadas penalmente por vender libros a sobreprecio” en 1999 a la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito, entonces dirigida por Marco Antonio Meza, “quien repite en el cargo” en la actual administración.

“Las empresas consiguieron 388 millones de pesos a través de contratos sin pasar por concurso público, y representa la mitad del monto total entregado por adjudicación directa en el actual proceso de compra de libros de texto gratuito”, menciona el reportaje, firmado por Nayeli Roldán.

Ambas empresas continuaron siendo proveedoras del gobierno federal desde el sexenio de Zedillo a la fecha, pero es con la administración de Andrés Manuel López Obrador que han recibido los contratos y ganancias más altos.

Refiere que Litografía Magno Graf, propiedad de Armando Prida Huerta, obtuvo 249 millones de pesos repartidos en cuatro contratos, “lo triple del año pasado”. Además, antes no se le habían dado nunca contratos por adjudicación directa, sino siempre por concurso.

Armando Prida Huerta edita el periódico Síntesis de Puebla y Rostros, una revista que circula en Puebla, Hidalgo, Tlaxcala, Oaxaca, Chiapas y Ciudad de México.

A su vez, la Compañía Editorial Ultra ha ganado durante esta administración 139 millones de pesos, también a través de adjudicaciones directas.

Ambas empresas trabajaron en 1999 con Marco Antonio Meza, actual director de la Conaliteg y quien ocupara el mismo cargo con Ernesto Zedillo, debido a su cercanía con Esteban Moctezuma, secretario de Educación Pública ahora y antes, subsecretario de Planeación de la SEP.

Ambas empresas impusieronsobreprecios a los libros. Durante la dirección de Meza, al frente de Conaliteg, Litografía Magno Graf vendió cada libro de Español en casi doce pesos en 1999, cuando en el 2002, ya con otra administración, el gobierno pagó 7.25 pesos por cada uno. En tanto, Compañía Editorial Ultra, cobró los libros de Ciencias Naturales a 10.80 pesos cada uno en 1999. En el 2001, los mismos libros costaron 6.84 pesos por unidad.

Ambas empresas fueron investigadas por la Procuraduría General de la República, por presunto desvío de recursos, en el que se investigó también la participación de Meza.

Ahora, Marco Antonio Meza vuelve a dirigir la Conaliteg, y dos empresas a las que pagó sobreprecios vuelven a ser proveedoras, y ahora, sin licitación de por medio.

También te puede interesar