domingo 21 abril 2024

Los “coguptos” están en la 4T 

por etcétera

Desde hace un par de días está a todo lo que da la campaña de linchamiento en contra de la senadora Xóchitl Gálvez, acusándola, sin comprobarlo, de haber adquirido con “moches” la casa en la que reside. 

Burlándose de manera baja de un pequeño problema del habla que presenta, los afines a la “cuarta transformación” han hecho tendencia la palabra “cogupta”, tendencia que, por cierto, los simpatizantes de Gálvez han usado para exhibir los enormes actos de desaseo político y legal cometidos por Claudia Sheinbaum. 

A Xóchitl Gálvez los morenistas la acusan de haber obtenido un beneficio de cinco millones de pesos por concepto de “descuento” en la compra de su casa, supuestamente por haber dado permiso de construcción siendo delegada en Miguel Hidalgo, cuando tal trámite se verificó en el trienio de Víctor Romo, quien la acusa.  

Según Xóchitl ha explicado, ese descuento lo obtuvo por haber adquirido la casa en preventa, pagando por ella antes de que estuviera construida, lo que permite obtener mejor precio. De acuerdo con sus explicaciones, pagó por el enganche de esa casa y la pudo habitar tres años después, cuando se la entregaron. 

Como ha pasado siempre con los morenistas, son muy activos para lanzar acusaciones contra sus enemigos políticos, casi siempre sin pruebas, pero mucho más activos para defender las corruptelas de su grupo. 

Son muchísimos los casos de corrupción en este gobierno. No son menos que los del muy corrupto sexenio de Enrique Peña Nieto. En materia de corrupción este gobierno y este partido es igual al PRI. 

“Coguptos” de la 4T 

Recordemos los casos más relevantes. 

-Las 25 propiedades de lujo de Manuel Bartlett y su familia, propiedades no declaradas por el director de CFE. 

-Los ventiladores a sobreprecio que León Bartlett, el hijo, vendió al IMSS durante la pandemia. 

-La falta de mantenimiento en el Metro a pesar de que había presupuesto para hacerlo, subejercicio que derivó en el colapso de la Línea 12, varios choques, decenas de incendios y retrasos todos los días. 

-La ilegal campaña de promoción para la revocación de mandato y el acarreo para llevar a la gente a votar. 

-El intento de usar las vacunas contra Covid-19 para presionar a los adultos mayores. 

-La negativa de vacunar a niños contra Covid-19 y el que Hugo López Gatell haya dicho que vacunarlos era quitar oportunidad a quien sí necesita una vacuna. 

-La ilegal y extendida campaña de promoción de Sheinbaum, desde el 2021 por lo menos, que tapizó el país de propaganda pagada no sé sabe por quién con no se sabe qué dinero. 

-La múltiple estafa cometida dentro de Segalmex y sus filiales, durante la gestión de Ignacio Ovalle, por alrededor de 15 mil millones de pesos. Casi 90 personas fueron denunciadas por el gobierno. Excepto Ovalle, que fue exonerado por el presidente alegando que es una buena persona a la que engañaron priistas corruptos. Le dio otro cargo en la Segob y jamás enfrentará un juicio. Vamos, ni siquiera se le citará como testigo. 

-La imposición que la Sedatu hizo a diversos contratistas para que usaran, sí o sí, productos de la empresa Grava y Arena, propiedad de un amigo del hijo de AMLO. 

-Los 27 contratos ocultos de Baker Hughes por parte de Pemex, esos que ambas empresas dijeron que no existieron en el lapso en que José Ramón vivió en la Casa Gris de Houston. 

-Los desvíos millonarios de la Escuela es Nuestra con Delfina, 13 mil millones de pesos sin aclarar. 

-Los viajes costosos y el departamento de lujo de Luis Cresencio Sandoval, titular de la Sedena.  y su departamento a precio bajo del que avanzó mucho en los pagos sin que coincida con su salario 

-Las anomalías por más de 200 mdp en el malecón de Villahermosa, hecho por un amigo de Andrés Manuel López Beltrán. 

-La farsa de José Ramón López Beltrán, de que ejercía como abogado en Estados Unidos. 

-El Fideicomiso por los Demás, el que recibió millones de origen desconocido para repartir dinero en mano en tiempos electorales. 

-Los contratazos de Pemex a la prima Felipa Obrador. 

-Los vuelos militares de la familia de AMLO a Houston cuando allá vivía José Ramón López Beltrán. 

-Las obstaculizaciones dentro del Ejército a las investigaciones de Ayotzinapa 

-Las empresas fantasma contratadas por Delfina durante su campaña de 2015- 

-Los viajes de AMLO, encargados a una agencia ligada a funcionarios de gobierno 

-Las concesiones a Daniel Chávez, amigo de AMLO, dueño de grupo Vidanta: playas, un crucero y campo de golf. 

-Los diezmos de Delfina Gómez en Texcoco. 

-Las propiedades sin explicar de Irma Eréndira Sandoval y Santiago Nieto. 

-Las irregularidades dentro de la Conade, dirigida por Ana Gabriela Guevara, por cientos de millones de pesos. 

-La cancelación del Aeropuerto de Texcoco, por intereses personales de AMLO.  

-Acusaciones de lavado de dinero contra Cuauhtémoc Blanco. 

-Las antenas desaparecidas del Sistema Público de Radiodifusión, dirigido por Jenaro Villamil. 

*ofv

 

También te puede interesar