domingo 21 abril 2024

Recomendamos: Los hermanos Pinzones y un itinerante, por Gil Gamés

por etcétera
Si no se tratara de un caso serio de probable narcopolítica, Gil podría afirmar que los hermanos Moreira son muy parecidos a los hermanos Pinzones

Si no se tratara de un caso serio de probable narcopolítica, Gil podría afirmar que los hermanos Moreira son muy parecidos a los hermanos Pinzones, los personajes de la popular letra de albures. Los Moreira no se fueron a Calcuta en busca de algunas playas, más bien, se quedaron en su estado a recibir dinero de Los Zetas. Según los relatos de una investigación especial sobre los testimonios en juicios de integrantes de Los Zetas, el Macalacachimba Moreira recibió, al menos, 2 millones de dólares en efectivo a través de Vicente Chaires, su secretario particular, para que Los Zetas operaran libremente en todo el estado de Coahuila. El documento afirma que: “Los Zetas pagaron sobornos y contribuyeron a las campañas electorales de gobernadores para garantizar la continuación sin restricciones de sus negocios ilegales”.

Cuando la realidad empieza a parecerse a una de las telenovelas de Epigmenio Ibarra, Gil rinde la plaza. Es verdad que se trata de una investigación de una universidad texana sin carácter jurídico concluyente, la Clínica de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de esa universidad presentó el estudio que hizo con las declaraciones de capos indiciados: “Según los testimonios de la influencia de Los Zetas sobre el estado de Coahuila en todos los niveles de gobierno, les permitieron llevar a cabo sus negocios a lo largo del estado con impunidad y, a menudo, con apoyo directo de funcionarios públicos y policías estatales y municipales”. Que aquí hay un paquete para nosotros, hermano. Lo caido-caido, hermano. Gil lo leyó en su periódico Reforma. Gamés recordó a Leopoldo Sánchez Celis, ¿se acuerdan de él? El gobernador de Sinaloa que levantó un imperio de ilegalidad e impunidad, allá en los años 80, recibiendo sobornos y asociándose con Félix Gallardo. ¿Podrían los Pinzones ser inocentes de semejantes acusaciones? Sí. ¿Y culpables? Desde luego que sí. El Macalacachimba Moreira, gobernador de Coahuila, presidente del PRI y militante expulsado de ese partido tiene una cola larga que le pisen, tan larga que se la pisan en la Universidad de Texas. Ah, el viejo PRI mira al nuevo PRI, dos gemelos. A Gamés le llama la atención cómo se defienden estos sospechosos comunes con tanta gallardía, plantados como si fueran el tronco del gran árbol de la honestidad.

Presidencia itinerante

En otro orden de cosas, como dicen en el radio y la televisión, las ocurrencias de Liópez no cesan, esas ideas inesperadas que pasan a veces en la imaginación seducen a Liópez. Ahora resulta que la hipotética Presidencia de Liópez será itinerante, como lo oyen ustedes: “Como lo hice cuando fui jefe de Gobierno, todos los días a las 7 de la mañana presidiré la reunión del gabinete de seguridad que celebraremos en Ciudad de México, en los estados y regiones del país”.

Está bien: celebremos, pero la Presidencia itinerante suena un poco, mucho muy rara: “vamos a estar en Ciudad de México tres o cuatro días porque vamos a tener, como cuando era jefe de Gobierno, reuniones de seguridad”. Correcto, pero si Liópez estará presente en Ciudad de México, ¿cómo logrará estar en distintos estados de la República y, a la vez, en el centro de los poderes federales? Misterio divino. Una Presidencia itinerante, muy bonito. No se diga más: descentralizar todas las secretarías, trasladarlas fuera de CdMx; las secretarías de Estado con todo y chivas a la reja.

Más información: http://bit.ly/2zr8ny0

También te puede interesar