sábado 02 marzo 2024

“Mano negra” en datos oficiales sobre delitos: Causa en Común

por etcétera

En el país hay un serio subregistro de delitos debido a que las autoridades de los estados no los reportan debidamente y los manipulan, ante la indolencia del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), denunció la organización Causa en Común.

En el estudio Subregistro: crisis de denuncia y manipulación/ocultamiento de información, Causa en Común presenta las graves anomalías que ha habido en los reportes de delitos entre diciembre de 2018 y agosto de 2020, especialmente en los referentes a feminicidio, secuestro, extorsión y robo con violencia.

Según indica el documento, el subregistro muestra que la ciudadanía no presenta denuncia, la que tampoco es fomentada por las autoridades, que no sólo no logran generar confianza sino que incluso manipulan y ocultan los datos de incidencia delictiva.

Además, la organización destaca que “las reducciones o los números reducidos de registros de algunos índices delictivos contrastan con diversos indicadores que muestran un alto nivel de criminalidad en el país (como el extremadamente alto índice de homicidios dolosos o la alta incidencia de delitos de alto impacto, según las encuestas de victimización), y que diversos indicadores apuntan a un estancamiento, cuando no deterioro, de la estructura institucional de seguridad y procuración de justicia”.

Entre los ejemplos que usa para mostrar el subregistro Causa en Común señala que Baja California Sur y Tlaxcala sólo reportaron, cada uno, cuatro feminicidios, mientras que Michoacán presentó 15 extorsiones y Tlaxcala tres, mientras que Nayarit, entre de abril de 2019 y abril de 2020, no reportó ninguna. En otros delitos, Yucatán y Colima no informaron de ningún robo de vehículo con violencia y Tlaxcala reportó sólo 25 casos de violencia familiar.

Otros problemas que encontró Causa en Común son las caídas drásticas en las cifras de delitos registrados (hay estados que reportan reducciones de 50 por ciento en el total de delitos), números duplicados de delitos registrados (entidades que presentan los mismos números en meses consecutivos o entre el mismo mes en años distintos) y la reclasificación de delitos graves como si fueran de menor gravedad.

Sobre esto último, María Salguero, quien ha elaborado el mapa nacional de feminicidios, ejemplificó: “Muchas tentativas de feminicidio se clasifican en lesiones o violencia familiar, y esto es otra forma de bajar las cifras de violencia hacia las mujeres”.

Además la organización halló que los datos de homicidios del SESNSP son mayores en 24 por ciento que los que reporta el gabinete de seguridad.

Para María Elena Morera, presidenta de la organización, tal vez en todos los casos no haya dolo sino anomalías atípicas o simple ineptitud, pero que lo que encontraron en su estudio “nos permite señalar que los datos que ofrecen los diferentes gobiernos no obedecen a tendencias lógicas, y es tal el cúmulo de datos anómalos que es difícil no concluir que, a la cifra negra por falta de denuncia, se suma también una ‘mano negra’”.

Entre las conclusiones más importantes del estudio de Causa en Común es la de que “el nivel de criminalidad es aún mucho mayor que lo que reflejan los datos del SESNSP, como lo acreditan las encuestas de victimización o las cifras de otras organizaciones de la sociedad civil o activistas”.

Por lo anterior Causa en Común propone revertir la militarización de la seguridad pública, establecer un plan para desarrollar policías y fiscalías, capacitar a los encargados de la estadística delictiva, además de crear mecanismos para vigilar y sancionar a las autoridades que presenten información incompleta, manipulada o falsa.

También te puede interesar