miércoles 22 mayo 2024

México, “democracia altamente defectuosa”: estudio internacional

por etcétera

En el más reciente Índice de Transformación de la Fundación Bertelsmann, México ya es considerado una democracia altamente defectuosa, país en el que que continúa el neoliberalismo y hay una cada vez mayor concentración del poder.

En su Índice de Transformación BTI 2022. Gobernanza en comparación internacional, la Fundación revisa la calidad de la gobernabilidad en el 137 países en desarrollo y en proceso de transformación, en este caso bajo la presión de la crisis sanitaria causada por la Covid-19.

Entre los indicadores considerados en el Índice se encuentran aspectos como la participación política, Estado de derecho, estabilidad de las instituciones democráticas, nivel del desarrollo socioeconómico, estabilidad monetaria y fiscal, sustentabilidad, la construcción de consensos y la cooperación internacional, entre otros.

El informe señala que entre los 137 países que analizan, hay 67 democracias y 70 autocracias. Entre los cinco niveles de clasificación propuestos, México se encuentra en el sitio 57, al lado de Nepal y Níger, entre las democracias altamente defectuosas, con una calificación de 5.95 sobre un máximo de 10.

Entre los 22 países de América Latina y el Caribe considerados, México se ubica en el lugar 16, sólo por encima de países como Haití, Nicaragua, Cuba y Venezuela.

El reporte señala que en México ha habido una concentración del poder cada vez mayor en manos del presidente, quien cuenta con la mayoría de su partido y de sus aliados en el Congreso, además de que ejerce influencia en el Poder Judicial Federal.

No sólo ello: el reporte indica que el presidente ha atacado y amenazado a instituciones autónomas y ha recortado recursos al Instituto Nacional Electoral. “Sus acciones han erosionado la vida democrática en México”, advierte el documento.

El índice señala a México entre los países fuertemente polarizados; de los tres principales en esa situación (los otros dos son Argentina y Brasil), señala que también hay intentos por desmantelar la democracia. Del caso mexicano, dice que el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien está tratando de iniciar su “cuarta transformación”, tiene poca confianza en las instituciones, y añade que, aunque no del todo injustificada, “su enfoque populista” es sólo socavarlas aún más, como ocurre con la encargada de la rendición de cuentas del gobierno.

En materia de transformación económica México, con una calificación de 6.07, es el lugar 11, “limitada”, y junto a Argentina, es de los países más golpeados tras la crisis generada por la Covid-19.

Sobre este aspecto el informe señala que el gobierno de López Obrador, pese a que ha proclamado el fin del neoliberalismo, en realidad “no se desviará mucho del modelo anterior, más allá una mayor intervención estatal en el sector energético”. Como ejemplo pone la continuidad de los dos más recientes tratados comerciales con Canadá y Estados Unidos.

Sobre Gobernanza, con apenas 5.30 puntos, México se sitúa en el puesto 15, a media tabla en América Latina y el Caribe, en una posición “moderada”.

El informe también menciona que la política de austeridad “ha llevado a una erosión significativa de la capacidad y la eficiencia del Estado”, lo que ejemplifica con el desabasto de medicamentos para niños con cáncer.

La sentencia del Índice es categórica sobre el caso de México: “La falta de coordinación centralizada y basada en evidencia y liderazgo estratégico por parte del gobierno federal mexicano ha contribuido a una situación económica y social difícil en general”.

También te puede interesar