domingo 21 abril 2024

En México, 60% de niños sufren violencia como método de disciplina: Unicef

por etcétera

De los 38.9 millones de niños y adolescentes de México de entre 1 y 14 años, 63 por ciento han sufrido violencia en el hogar, 49.6 por ciento viven en situación de pobreza y 35.6 por ciento padecen obesidad y sobrepeso, destacó la Unicef México.

En su Informe anual 2019, el organismo internacional  anota que en el país son 6 de cada 10 niños y adolescentes quienes han sufrido métodos de disciplina violentos por parte de sus padres, madres, cuidadores o profesores. Además también son afectados por la discriminación, peleas y agresiones.

Otro factor que agrava la situación de los niños y adolescentes, explica la Unicef, es el “contexto de violencia originado por altos niveles de desigualdad social, impunidad y presencia extendida del crimen organizado, que afecta  a la niñez y la adolescencia”.

Al respecto, el organismo menciona datos históricos dramáticos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi): entre 2010 y 2016 8 mil 644 niños y adolescentes fueron asesinados, además de que hasta noviembre de 2017 6 mil 257 estaban desaparecidos.

El Informe agrega que la violencia en la primera infancia (hasta los cinco años) ocurre a manos de padre o cuidadores; en la edad escolar (de los 6 a los 11 años) la cometen profesores y también los compañeros, además de que las niñas sufren acoso psicológico por ser excluidas. Finalmente, en la adolescencia (12 a 17 años) la violencia ocurre en la escuela y la vía pública.

Además, niños y adolescentes están en riesgo de sufrir violencia sexual, aunque los adolescentes son particularmente vulnerables.

La organización recordó que el castigo corporal (como manazos, pellizcos y nalgadas) todavía es incluso visto como algo natural en la sociedad mexicana, pese a que ya fue prohibido legalmente.

Otro problema que identifica la Unicef en México es la falta de datos acerca de la violencia contra niños y adolescentes, lo que hace aún más difícil poder planear políticas públicas para combatir los actos contra ellos.

La Unicef México considera a la violencia como uno de los principales desafíos  del país, pero cuyas “consecuencias se multiplican y agravan cuando los afectados son niños, niñas y adolescentes, porque les deja marcas físicas y emocionales que pueden permanecer toda la vida”.

Sobre esos problemas, la Unicef México menciona sus aportes a la resolución de los problemas: el acompañamiento que ha otorgado al Sistema de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes y a las Procuradurías de Protección de la Niñez, su participación en planes para la atención de los menores de edad y la capacitación especializada que ha brindado a funcionarios, entre otros aspectos.

También te puede interesar