domingo 16 junio 2024

Monreal: guerra en Morena, “camino sin retorno”; Layda, sin escape, dice

por etcétera

Tras los abiertos ataques de Layda Sansores en su contra, el senador Ricardo Monreal la señaló como presunta delincuente y dijo que no tiene escape ante las demandas que presentó contra ella, y advirtió que la guerra al interior de Morena “es un camino sin retorno”, que resistirá y que en diciembre evaluará si sigue en Morena.

En una conferencia de prensa en el Senado de la República, el líder del grupo parlamentario de Morena dijo que ha habido una guerra en el interior de Morena, pero que a últimas fechas “se ha acrecentado”, lo que consideró que “es un camino sin retorno”.

“Quienes diseñaron esta estrategia, asesores extranjeros, no saben la conclusión, y la conclusión normalmente cuando hay este tipo de divisiones y purgas es que el movimiento se disuelva y no se logre la ratificación del triunfo electoral. Pero allá ellos; son los que han iniciado esta guerra y yo no me voy a dejar”, afirmó el legislador con una clara dedicatoria.

En esa lucha, dijo, hay intereses muy fuertes que quieren eliminarlo a la mala y que incluso se abrogan el derecho de decir que él se vaya sin que haya mecanismo o razón, pero dijo que el partido no propiedad de nadie, “ni de los adelantados ni de las corruptas”.

“Vamos a resistir; no me van a doblegar, no me van a someter. Voy a resistir con la Constitución y la ley en la mano”, proclamó, y cuestionado sobre su permanencia en Morena, dijo que esperara a diciembre para anunciar su decisión.

La noche del martes, ante la nueva tarascada de la gobernadora de Campeche, Monreal la calificó como “presunta delincuente” por haber violado una suspensión judicial, intervenir comunicaciones y “difundir basura reciclada”, por lo que exigirá su desafuero. Y terminó con un exhorto: “Claudia, frena tu jauría; no más división”.

Acerca de esa mención a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, dijo que “es muy fuerte la embestida contra mí y porque no me voy a quedar callado, porque veo con mucha claridad la operación política en mi contra y porque no soy ningún cobarde ni voy a dejarme de nadie”.

Sobre las razones de los ataques, dijo que “la sucesión adelantada está generando estragos internos” y que es un error. Advirtió con claridad: “Ahora es conmigo; mañana será con Marcelo y entre ellos”. Agregó: “Miren donde nos tienen; me parece que sin reglas claras, sin piso parejo, esto será la ley de la selva, la ley de la barbarie, la ley del troglodita y de momentos que no esperábamos tener. Ya está encima”.

Añadió que no aceptará que la aspirante al gobierno federal esté moviendo sus piezas para ir en su contra: “No lo voy a aceptar, porque mientras eso pasa, las ciudades están envejeciendo; mientras se dedican a defenestrarme, las ciudades de Campeche y esta se están deteriorando, con arraigo de la corrupción, del desorden y de la anarquía (…) Mientras están entretenidas en destruirme, las ciudades descuidadas, y eso me parece muy delicado y muy grave”.

Señaló sobre las disputas en Morena: “La ambición vulgar, la ambición desmedida, se ha apoderado de Morena, y nosotros no estamos de acuerdo con eso. Usar los medios de comunicación oficiales, usar el dinero, usar las redes controladas por el gobierno y los simpatizantes, usar los programas sociales para destruirnos, no era por lo que luchamos. Al menos yo, como fundador, no era por eso”.

Además, acerca de Sansores dijo que “le hace mucho mal a sus jefas este pleito que ella ha provocado, no yo. Pero me voy a defender. No voy a aceptarle una sola de sus mentiras ni una sola de sus basuras —que, por cierto, todas son recicladas de etapas pasadas”. Agregó que son expedientes que le hicieron el PRI y el PAN, pero que ahora los tiene ella, pero que no le da temor porque la conoce y sabe sus límites porque es una persona sin escrúpulos, por lo cual no se le puede abrazar ni felicitar.

Hizo un símil con sus combates anteriores: “Ahora simplemente se recicla la lucha que sostuve contra el PRI y contra el PAN, sólo que ahora con mi propio partido, pero es parte del proceso democrático que vive el país, y estoy dispuesto a enfrentarla”.

Monreal también manifestó que espera que la Fiscalía General de la República solicite el desafuero de la gobernadora de Campeche a la Cámara de Diputados, y dijo que él y un grupo de senadores de Morena que le apoyan no quieren “que haya violadoras sistemáticas, contumaces, de la Constitución y de la ley. Lo peor que le puede pasar al país es que se viole la Constitución y la ley”.

Sobre Sansores, añadió que “no hay forma de que se escape” porque aunque alegue que las grabaciones le llegaron de forma anónima, ella las difundió “por un medio público, y ahí se configuran dos delitos: difusión y peculado (…) Para mí es una presunta delincuente y esto amerita que se separe del cargo y que sea sometida a un proceso ordinario”. Además, la gobernadora desacató la orden de un juez al violar una suspensión que había otorgado.

Sin embargo, señaló que Sansores tiene muchos mantos de impunidad: “Aquí hay denuncias presentadas por la alcaldesa de Álvaro Obregón ante la Fiscalía por corrupción y deshonestidad, por desviación de recursos, y no la han tocado ni con el pétalo de un citatorio. ¿Quién la protege?, ¿por qué? Y la impunidad la puede cubrir hasta en la Cámara de Diputados, pero va a llegar el día que termine y, entonces, nos veremos las caras”.

Sobre si le da miedo un contrataque, dijo: “Si van a atacarme y a destruirme, que comiencen, porque les va a costar trabajo”.

También dijo que en el Senado no legislarán al vapor ni simplemente van a ratificar lo que les envíen los diputados. Y saludó a quienes irán a la marcha el próximo domingo, les reconoció el derecho a hacerlo y se negó a descalificarlos.

También te puede interesar