jueves 13 junio 2024

Murayama: quieren dejar inválido al INE; la elección de 2024, en riesgo

por etcétera

Tras la aprobación del plan B de reforma electoral, Ciro Murayama, consejero del Instituto Nacional Electoral (INE), dijo que se busca dejar “inválido” a ese organismo al desaparecer su estructura profesional, por lo que está en riesgo la elección de 2024.

En entrevista con Carlos Loret de Mola para W Radio, el funcionario electoral advirtió que la reforma constitucional buscaba matar al INE, pero que el plan B “lo quiere dejar inválido” porque le están cortando “las piernas, las manos, y esto puede comprometer las funciones que tiene que realizar”.

Tajante, advirtió: “Creo que está en riesgo la elección del 24 porque desaparecería la estructura del INE que hace posibles las elecciones”.

Resaltó que la estructura profesional con la que cuenta el INE se empezó a construir hace más de 30 años con la creación del Instituto Federal Electoral, con servidores públicos que pertenecen a un servicio civil de carrera en los 300 distritos del país. Esos profesionales se dedican a tareas como el funcionamiento de los módulos de credencialización de los ciudadanos, la contratación de vocales de capacitación, la actualización constante de la cartografía electoral, la determinación de los lugares para instalar las casillas, etc.

“Esas 300 estructuras permanentes, que son las que permiten que en los lugares más remotos haya una casilla para votar, desaparecen en el dictamen aprobado”, señaló Murayama, quien advirtió: “Corren a los profesionales que hacen posibles las elecciones limpias en este país. Esa gente, que ha trabajado al servicio de la democracia, que instala casillas llueve, truene o relampaguee, que credencializa, que permite que tengamos un padrón de altísima calidad, toda esa gente se va a la calle si prospera esta iniciativa”.

El consejero añadió: “¿Cómo el INE va a hacer su trabajo en cada rincón del país si desaparece esta estructura, si desaparecen estos profesionales, estas juntas distritales ya no estarán más integradas? Y entonces dicen: ‘Pues si acaso habrá un funcionario’. Ah, ¿una persona va a credencializar a miles y miles de ciudadanos todo el día? Porque además dicen que desaparece el personal administrativo del INE. O sea, por un lado reducen al mínimo el servicio profesional, y quitan al personal administrativo, al que trabaja en los módulos”.

Explicó sobre el riesgo: “Este país es grandísimo. Las elecciones no ocurren aquí en la herradura que vemos en la televisión: ocurren en más de 160 mil casillas donde están las boletas esperando a más de 95 millones de personas gracias al trabajo territorial que hace el INE. Si esa estructura territorial desaparece, pues no hay posibilidad de asegurar que vamos a tener elecciones como las conocemos”.

De esa forma, “están, en los hechos, dinamitando, matando de inanición a esta autoridad, a esta institución electoral que opera en un país donde casi va a haber 100 millones de personas con posibilidad de votar en las elecciones presidenciales (97 millones esperamos nosotros), y esa estructura que hace posible el voto es la que están desapareciendo. Eso es lo más delicado y grave. Me parece una apuesta política muy irresponsable, en el primer caso, y la verdad es que si no tienen conciencia del daño que están generando, es muy peligroso, y si tienen conciencia, pues es peor”.

Acerca del documento de reforma que finalmente aprobó la mayoría oficialista, dijo que él llevaba horas leyéndolo porque son cambios a seis leyes, y dijo que los legisladores lo aprobaron sin haberlo leído. Agregó que “está lleno de contradicciones, de imprecisiones, hecho con muy mala fe y con poca destreza legislativa. Entonces lo primero es analizar sus consecuencias, los efectos que puede tener y poner por delante un mínimo sentido de responsabilidad de no nos metamos a una crisis política desapareciendo al único instituto que garantiza que se realicen elecciones ya no te digo equitativas, perfectamente fiscalizadas, como hemos tratado de hacer, no: ahora es que no se dejen de instalar casillas, que haya posibilidad de que la gente vaya a votar a mesas de votación instaladas por sus vecinos sorteados y capacitados por el INE”.

Por ello, llamó al Senado de la República para que tenga un sentido de responsabilidad y de sensibilidad para eliminar “al menos, estas medidas que en los hechos te dejan a un INE sin capacidad de operar en el terreno y eso compromete el derecho de la gente a votar”.

Afirmó, categórico: “Aquí lo que está en riesgo, al final, cuando sacrifican al INE, lo que están sacrificando son los derechos de la gente”.

También te puede interesar