sábado 02 marzo 2024

Ante The New York Times, Encinas admite que no pudo validar nueva evidencia del caso Ayotzinapa; militares preparan denuncia

por etcétera

En entrevista con el diario The New York Times, el subsecretario de Gobernación Alejandro Encinas admitió que un “muy importante porcentaje” de la nueva evidencia que recabó el actual gobierno sobre el Caso Ayotnizapa “está todo invalidado”.

En respuesta, la defensa de cuatro militares implicados por la llamada Comisión de la Verdad del caso anunció que preparan una denuncia penal.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo, como era de esperarse, que el diario norteamericano defiende “intereses creados” y que su reportaje es poco ético, pues busca descarrillar la investigación.

Añadió que desde la propia Fiscalía especializada del caso se buscó “dinamitar” la investigación.

En un reportaje publicado el miércoles 26 de octubre, TNY cita a Alejandro Encinas, autor del llamado “Informe Encinas” que presenta la versión que este gobierno defiende de lo ocurrido en el Caso Ayotzinapa.

Señala el diario que Encinas admitió, en entrevista, que un muy importante porcentaje de la evidencia no se pudo validar.

“La extraordinaria admisión —junto con una revisión de documentos gubernamentales, una grabación inédita hasta el momento y entrevistas con personas involucradas en la indagatoria— indican cómo la prisa del gobierno por entregar respuestas resultó en una serie de tropiezos: una comisión de la verdad que confió en pruebas sin sustento y una investigación penal que privó a la fiscalía de sospechosos clave”, dice.

Agrega que a un par de meses del informe, la versión del gobierno está en duda y ha comenzado a desbaratarse.

“El caso se ha desbaratado desde entonces. Se desecharon órdenes de aprehensión giradas en contra de sospechosos militares clave. El fiscal principal renunció. Y ahora, la columna vertebral del nuevo y explosivo reporte del gobierno está en duda”, afirma el reportaje firmado por Luis Antonio Rojas.

Refiere que el informe se presentó con prisas debido a la gran presión ejercida por AMLO.

“La presión venía desde el nivel más alto: el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció en junio que su gobierno sabía lo que había ocurrido a los estudiantes desaparecidos y que este año resolvería el asunto, aunque los investigadores no habían certificado las pruebas aún. Pero las dificultades también surgieron de la disfunción al interior del gobierno, donde los funcionarios que investigaban el caso retuvieron información clave unos de otros, perjudicando su propio caso.

“En lugar de una victoria política, la promesa de campaña de cerrar al fin una herida abierta en el país se ha convertido en un inconveniente para el presidente, en tanto que las familias de las víctimas han criticado duramente al gobierno por no entregar ni verdad ni justicia”.

El reportaje, como era de esperar, molestó profundamente a AMLO, quien dijo este jueves que sus adversarios deben dejar de gastar dinero a lo tonto, implicando así que la pieza periodística fue comprada como una campaña para afectarlo.

“Ya, ya, que no estén gastando dinero a lo tonto y perdiendo tiempo porque no nos van a descarrilar, ya que les quede muy claro. Le tenemos toda la confianza a este señor, tiene todo nuestro apoyo, entonces no es que lo van a desgastar y que se va a debilitar. Él nos representa a todos y no está solo”.

Otra reacción al reportaje fue la de los cuatro militares que está siendo procesados por su presunta responsabilidad en la desaparición y asesinato de los normalistas.

En entrevista para Milenio Televisión, el abogado de los militares, Alejandro Robledo, aseguró que sus clientes serán exonerados. Dijo que las pruebas presentadas por Encinas fueron fabricadas y que los militares “nunca participaron”.

“Los militares en ningún momento participaron. Inclusive el entonces coronel, hoy general, le habla al secretario de Seguridad Pública Municipal y le dice ‘oye, me están dando algunos reportes que no sé si son ciertos o no, de que está pasando algo, de que hay personas heridas, ¿necesitas algo? ¿te apoyo?, ¿qué está pasando?’ y el propio secretario de Seguridad Pública Municipal le dice ‘no está pasando nada, muchas gracias coronel, pero no necesitamos apoyo de nada’; la verdad es que no querían que el Ejército llegara para que no se diera cuenta, porque el Ejército jamás hubiera permitido una barbaridad”.

Se recordará que el eje principal del “Informe Encinas” fue señalar la culpabilidad de miembros del Ejército. Ello llevó a una crisis interna dentro del gobierno de AMLO.

También te puede interesar