domingo 21 abril 2024

“No voy a manchar la mañanera” hablando del hackeo, dice AMLO; ayer pidió a medios que no informaran del asunto

por etcétera

El presidente Andrés Manuel López Obrador no dejó que el titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval, respondiera preguntas sobre el hackeo de Guacamaya, pues ante el cuestionamiento de un periodista, tomó él mismo la palabra para decir que el hackeo “fue un absoluto fracaso” y que no hablaría más de eso para no manchar la mañanera.

Ayer, AMLO dijo a medios que “no era nota” que Cresencio Sandoval no acudiera a la Cámara de Diputados a informar sobre el hackeo y quiso convencer a medios que dejaran de hablar del asunto; hoy, ni siquiera permitió al general tomar la palabra en la mañanera.

Además, calificó al robo de información como un fracaso “que no funcionó”, a pesar de que en medios se ha revelado una enorme cantidad de información que revela el gran poder que tiene la Sedena, los gastos que realiza, los abusos que hay dentro de sus corporaciones y hasta los gastos excesivos del general Sandoval.

Según AMLO, lo que querían era derrumbar al gobierno y el intento fracasó.

“Pues es que quisieran que les ayudáramos a hacer el caldo gordo tratando el tema, que fue un rotundo fracaso, en general, cómo lo anunció Loret de Mola, casi el derrumbe de nuestro gobierno, a lo mejor lo tienes, entonces como seguramente les costó mucho, imagínense cuántos estrategas, asesores, expertos, y salió ‘puje’, les dejo de tarea lo que significa, quisieran que siguiéramos hablando de eso, no, ya que le busquen otro, eso no funcionó”.

Se recordará que cuando un reportero dirige una pregunta a un funcionario, AMLO siempre cede su lugar ante el micrófono para que el funcionario responda directamente. Pero esta vez el presidente dijo que no harán “el caldo gordo tratando el tema” o a “manchar la mañanera” tratando temas así, porque en este ejercicio hay un nivel ético, aseguró.

“Entonces, ¿para qué nos metemos en eso?, cuando haya algo así que se apuren a buscar, ya les dije, no va a ser fácil, a mí me han investigado desde 1977”.

Lo que dijo hoy se suma a la negativa de Cresencio Sandoval de acudir el fin de semana a la Cámara de Diputados a responder preguntas sobre el hackeo y en lugar de ello, convocar a una reunión en su oficina.

Ayer, un periodista le preguntó a AMLO qué privilegios tiene Sandoval para convocar a su oficina a los legisladores en lugar de acudir, tal como es su deber, a comparecer ante ellos. La respuesta de AMLO fue que la prensa no se debería fijar en eso, que es politiquería y “no es nota”.

Hoy dijo que no responderá porque “es politiquería, es querer engancharme en lo que traman mis adversarios, los conservadores, porque no todos ellos piensan, sino traman. Están nada más viendo qué maldad van a hacer, son malos de malolandia, entonces, por eso, de vez en cuando vamos a contestar algo así, pero no vamos a manchar la mañanera”.

Con ello, dejó en claro que se ha quedado sin argumentos y que no tiene como explicar ni justificar ni defenderse del alud de información que ha surgido.

*ofv

También te puede interesar