viernes 14 junio 2024

ONU, SIP y RSF condenan asesinato de reportero y señalan más vulnerabilidad de periodistas en México

por etcétera

El asesinato del periodista Israel Vázquez Rangel, ocurrido ayer en Guanajuato, fue condenado por la Oficina en México de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y Reporteros Sin Fronteras (RSF), quienes enfatizaron en la vulnerabilidad y el riesgo que enfrentan los profesionales de la información en México.

Ayer por la mañana, durante la cobertura del supuesto hallazgo de restos humanos en Salamanca, Guanajuato, el reportero del medio local El Salmantino fue balaceado, lo que le provocó la muerte horas después en un hospital.

Al respecto, el representante de la ONU-DH en México, Guillermo Fernández-Maldonado, dijo que “el asesinato del señor Vázquez Rangel, precisamente mientras realizaba su trabajo informativo, ratifica la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran muchos periodistas en México, especialmente aquellos que desarrollan su importante labor en zonas de alto riesgo. Debemos tener siempre presente que su trabajo es un pilar de toda sociedad democrática y del Estado de derecho”.

Agregó que apenas a unos cuantos días del 2 de noviembre, cuando fue el Día Internacional para Poner fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas (2 de noviembre), han sido asesinados al menos dos periodistas en México, por lo que “es urgente redoblar esfuerzos para prevenir, investigar y sancionar estos ataques, con el fin de poner fin a esta grave y violenta tendencia”.

Por lo anterior  la ONU-DH llamó a las autoridades a investigar el crimen, además de que expresó sus condolencias y solidaridad con los deudos y colegas el periodista.

Por su parte, RSF recordó, a propósito del homicidio de Vázquez Rangel, que en los últimos 10 días han sido asesinados tres periodistas en México, con lo que llegan a cuando menos ocho en todo el año. Los otros dos fueron Jesús Alfonso Piñuelas Montes, en Ciudad Obregón, Sonora, y Arturo Alba Medina, en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Por lo anterior Emmanuel Colombié, director de la oficina de la RSF en América Latina, declaró: “Hacemos un llamado a las autoridades locales, pero también a las federales, para que esclarezcan estas sórdidas ejecuciones y para que den prioridad a la pista profesional. En los estados más contaminados por la corrupción y el crimen organizado, los periodistas cada vez son más vulnerables y están más expuestos a represalias. El gobierno mexicano debe comprender la magnitud de esta violencia y tomar decisiones valientes para detener la caza de periodistas, cuyas consecuencias son dramáticas para toda la sociedad mexicana”.

También mencionó los sucesos de ayer en Cancún, donde la policía dispersó a tiros y golpes una manifestación contra el feminicidio, donde dos periodistas resultaros heridos por armas de fuego: Cecilia Solís, del Diario de Quintana Roo, y Roberto Becerril, de La Verdad. Además otros dos fueron maltratador por las fuerzas de seguridad.

La organización internacional también recordó que México tiene el lugar 143 en su la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020.

La SIP expresó su condena y su consternación por el crimen y recordó al gobierno mexicano que el asesinato, la violencia de cualquier tipo y la impunidad de los agresores coartan severamente la libertad de expresión y de prensa, por lo que los asesinatos de periodistas deben ser investigados con prontitud y sancionados con severidad.

El presidente de esa organización, Jorge Canahuati, dijo que “es indignante que sigan asesinando en México a periodistas, los que son revictimizados junto a sus seres queridos por la falta de justicia. Es hora de frenar la cultura de la violencia y la impunidad”.

A su vez el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, añadió que “a la violencia y la impunidad se suma la reciente decisión del Estado de recortar fondos destinados al Mecanismo de Protección para Defensores de Derechos Humanos y Periodistas, lo que aumenta el riesgo que enfrentan muchos comunicadores, principalmente en el interior del país”.

Por su parte la oficina de Article 19 para México y Centroamérica exigió a las autoridades considerar como línea de investigación del crimen contra Vázquez Rangel su labor periodística.

También te puede interesar