miércoles 12 junio 2024

Organizaciones internacionales condenan el asesinato del periodista Jorge Armenta

por etcétera

Varias organizaciones internacionales han condenado el asesinato de Jorge Miguel Armenta Ávalos, director de Medios Obson, ocurrido el sábado pasado en Sonora. También demandan una investigación seria y castigo a los responsables.

En un comunicado la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos llamó al Estado mexicano “a garantizar que las instituciones encargadas de proteger a personas defensoras de derechos humanos y periodistas cuenten efectivamente con los recursos humanos, materiales y económicos para su adecuada operación”.

La representación de la Unión Europea en México también deploró los asesinatos de Armenta Ávalos y dos defensores del medio ambiente, además de manifestar preocupación “por la falta de resultados en las investigaciones abiertas para esclarecer casos anteriores de asesinatos de periodistas y defensores del medio ambiente y de derechos humanos en México. 

“Reiteramos nuestro llamado a las autoridades mexicanas competentes para que desplieguen todos los esfuerzos posibles y lleven a cabo una investigación expedita y transparente con el fin de identificar y juzgar a los responsables para que no haya ‘zonas de silencio’ donde ningún periodista o defensor/defensora del medio ambiente se atreva a trabajar”.

Y agregó que “reiteramos nuestro firme apoyo a todos aquellos que promueven el derecho a una información libre y transparente. La existencia de medios de comunicación libres, diversos e independientes es una condición indispensable para el fomento y la protección de la democracia”.

También la organización internacional Reporteros Sin Fronteras hizo un exhorto a las autoridades para que realicen una investigación exhaustiva y para que se le otorgue prioridad a la hipótesis de que el asesinato está vinculado con su ejercicio periodístico.

Por su parte el Committee to Protect Journalist (CPJ) demandó a las autoridades mexicanas una investigación pronta y creíble del asesinato del periodista y detener a los responsables.

El periodista  fue agredido el sábado pasado por la tarde cuando salía de un restaurante en su tierra natal, Ciudad Obregón, Sonora, junto con dos de sus escoltas, uno de los cuales también falleció mientras que otro se encuentra grave.

Claudia Indira Contreras, fiscal de Sonora, dijo que “no descartamos ninguna línea de investigación. Abordaremos tanto lo inherente al orden familiar, personal y, por supuesto, las relacionadas al ejercicio profesional de cada una de las personas que fueron víctimas”.

Quienes atestiguaron el crimen afirmaron que los atacantes, quienes portaban cubrebocas, interceptaron al periodista y le dispararon con armas de diversos calibres. Viajaban en una vagoneta blanca de modelo reciente.

El propio día del crimen la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, solicitó a la fiscal que iniciara las investigaciones para “esclarecer y dar con los responsables del condenable ataque”.

Armenta Ávalos, de 44 años, quien era director del Grupo de Medios Obson y del semanario Última Palabra, ya había sufrido amenazas y agresiones, con un atentado con una granada en 2016. Debido a ello fue incorporado al Mecanismo de Protección para para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, por lo cual era escoltado por policías municipales.

Pero además del director de Medios Obson otros miembros de ese grupo han sufrido amenazas, por lo que también cuentan con protección. Por ello RSF también solicita que les sea reforzada su seguridad.

Emmanuel Colombié, director del Despacho en América Latina de RSF, expresó que “el hecho de que un periodista que se encontraba bajo protección del Estado sea asesinado a plena luz del día muestra la magnitud de la violencia contra la prensa. El gobierno federal debe demostrar una verdadera voluntad política para poner fin a la hecatombe y luchar contra la impunidad, un lastre para el país”.

El de Armenta Ávalos es el tercer asesinato de periodistas cometido este año; antes fueron María Elena Ferral Martínez, el 30 de marzo en Papantla, Veracruz, y Víctor Fernando Álvarez Chávez el 11 de abril en Acapulco, Guerrero.

RSF recordó que México se encuentra en el sitio 143 de 180 países en su Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020, mientras que el CPJ mencionó que es el país más peligroso del Hemisferio Occidental para ejercer el periodismo.

También te puede interesar