miércoles 22 mayo 2024

Quadri ejerció violencia de género contra Salma Luévano, confirma TEPJF; no fue “libertad de expresión”

por etcétera

Al negar que el diputado panista Gabriel Quadri hubiera ejercido su libertad de expresión al llamar “hombre que se hace pasar por mujer” y “señor” a la legisladora trans Salma Luévano, el TEPJF confirmó que hubo violencia de género en contra de la morenista.

Por mayoría, magistrados de la Sala Superior del TEPJF validaron dos sentencias previas de la Sala Especializada en el sentido de que Gabriel Quadri ejerció violencia política en razón de género en contra de la diputada morenista Salma Luévano, por ser una mujer trans.

Se recordará que hace unos meses, Quadri colocó en Twitter más de diez mensajes denostando a Luévano y a las personas trans, además de que en plena sesión la llamó “señor Luévano”, lo que motivó una queja de parte de la legisladora, acusando discriminación por su condición de género.

En marzo pasado, la sala especializada del TEPJF determinó que Quadri había incurrido en esta falta y le ordenó presentar una disculpa y abstenerse de mensajes semejantes en lo sucesivo. En respuesta, Quadri publicó el 22 de marzo que el “partido Trans-Morena, con hombres que se hacen pasar por mujeres” lo quería callar.

Posteriormente, se dio una nueva sentencia, en abril, que le ordenaba disculparse y evitar mensajes semejantes en lo sucesivo. Nuevamente, Quadri se inconformó.

Este 22 de junio, el caso fue analizado y votado por la Sala Superior, mediante un proyecto de los magistrados Reyes Rodríguez e Indalfer Infante. Por mayoría, se validaron las sentencias previas contra las que Quadri se inconformó.

Uno de los argumentos del panista fue que la Sala Especializada que dictó sentencia no era competente en el caso. Otro más, que sus expresiones estaban amparadas por la “libertad de expresión” y la “inmunidad parlamentaria”.

Todos sus argumentos fueron rechazados y la mayoría de los magistrados aprobaron el señalamiento de que los mensajes de Quadri fueron discriminatorios y atentatorios contra el derecho a la identidad de las personas.

Reyes Rodríguez dijo que no es aceptable que un legislador exprese ideas semejantes como supuesta parte de su función parlamentaria.

Janine Otálora manifestó que “negar identidad de una mujer constituye una forma de violencia, que amerita que expongamos las razones como órgano jurisdiccional por el que dicho discurso es violento” y afirmó que solo los individuos determinan su identidad de género, misma que debe ser respetada por el Estado, otras personas y la sociedad.

“Las mujeres trans son mujeres y los hombres trans son hombres”, enfatizó.

*ofv

También te puede interesar