lunes 04 marzo 2024

Juez declara al ‘Quillo’ segundo culpable del asesinato de Javier Valdez Cárdenas

por etcétera

Juan Francisco Picos Barrueta, el Quillo, fue declarado culpable del asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas, crimen ocurrido en mayo de 2017 en Culiacán, Sinaloa.

En una sesión realizada en el Centro de Justicia Penal Federal de Culiacán, un juez consideró suficientes las evidencias presentadas por la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos en Contra de la Libertad de Expresión (Feadle) para declarar culpable a Picos Barrueta del homicidio del reportero de Ríodoce y de La Jornada.

Apenas este lunes Picos Barrueta se había declarado inocente de las acusaciones de la Feadle, además de que se había desistido de presentar a los testigos que avalarían su versión de que vivía en Tijuana cuando ocurrió el crimen.

A su vez, su defensa afirmó que la Fiscalía no había podido acreditar su responsabilidad en el crimen. Por su parte, la Feadle había manifestado su confianza de que el juez daría un fallo condenatorio contra Picos Barrueto por ser uno de los hombres que disparó contra Valdez Cárdenas.

En el juicio se comprobó que el asesinato de Valdez Cárdenas fue por su labor periodística. Aún está pendiente determinar la fecha en que se realizará la audiencia en la que el juez dará a conocer el castigo contra el asesino del periodista.

Con el Quillo ya son dos los sentenciados por el homicidio del prestigioso reportero sinaloense; antes, en febrero de 2020, Heriberto Picos Barraza, el Koala, fue condenado a 14 años y 8 meses de prisión, además de una reparación del daño por 9 millones de pesos.

Los restos de otro presunto participante en el crimen, Luis Ildefonso Sánchez Romero, el Diablo, fueron hallados en septiembre de 2017 e identificados en febrero de 2018.

Javier Valdez Cárdenas fue colaborador de medios como Ríodoce, La Jornada, AFP, Noroeste, Proceso y Emeequis. Especializado en temas de narcotráfico, justicia y seguridad, fue asesinado a tiros en Culiacán el 15 de mayo de 2017, en las afueras de las oficinas de Ríodoce.

También te puede interesar