viernes 24 mayo 2024

Recomendamos: Cárdenas, los gritos y la banderas, por Gil Gamés

por etcétera

El ingeniero Cárdenas se ha convertido en un político sosegado y silencioso. Dueño de una apacible mansedumbre que enternece. Así y todo dice sus cosas con peso de cemento armado y critica con los filos de un prestigio ganado arrimándose a todas las virtudes. De pronto parece que con la cabeza inclinada se quedará viendo el horizonte público. El ingeniero ha presentado su libro Cárdenas por Cárdenas, editado por Debate, un texto sobre la vida y la obra del general Lázaro Cárdenas. Gilga deplora los libros de los políticos, pero éste podría ser interesante por tratarse del padre y el prócer.


Aprovechando el envión editorial, Martha Martínez de su periódico Reforma entrevistó al ingeniero. Cárdenas afirma que no será con gritos y banderitas o firmando papeles como los mexicanos enfrentarán las amenazas de Trump. El ingeniero ha olvidado que él mismo y sus compañeros lograron dejarse ver y ganar importantes posiciones políticas agitando banderitas y banderotas en la calle y firmando papeles y papelotes en las oficinas del Frente Democrático, la coalición política de 1988.


Ah, la memoire, dirían los franceses. Con la pena, ingeniero, pero Gil aún lo recuerda a la cabeza de una gran manifestación conocida como el Zócalo Rojo y vaya que se agitaron banderas. Usted, Porfirio e Ifigenia firmaron papeles a mansalva para llegar a la elección presidencial de 1988; más tarde en 1989, con banderas y más papeles crearon el PRD. ¿Lo recuerda usted?  


Más información en: www.milenio.com

También te puede interesar