jueves 29 febrero 2024

Recomendamos también: El galimatías de la amnistía, por Carlos Puig

por etcétera

Todo empezó un día en Guerrero, cuando el entonces candidato Andrés Manuel López Obrador dijo la palabra amnistía. La amnistía, dijo, se necesitaba para la pacificación del país.

Desde entonces, el equipo de López Obrador ha intentado encontrarle la cuadratura al círculo, los caóticos “foros escucha” son parte de eso. Pero hay otras confusiones a partir de múltiples declaraciones que hemos escuchado en estos meses. ¿Amnistías? Que perdonan el delito. ¿Indultos? Que perdonan la pena. ¿Solo reducciones de penas? ¿Para cuáles delitos? ¿Amnistía o indulto solo para quienes confiesen sus actos o para todos?

Kader Asmal, miembro del Parlamento y ex ministro sudafricano: “Traer paz simplemente para detener el crimen no es suficiente, porque abstenerse de buscar responsabilidad por su comisión en primera instancia es permitir la impunidad y reducir las demandas de la justicia, ya sea de la variedad retributiva o reparadora. La pregunta: ¿la paz sin justicia permite que la violencia de la deshumanización continúe sin control? ¿Siempre puedes tener paz con la justicia? Creo que nuestra experiencia en Sudáfrica demuestra que, a través de las negociaciones, puedes, como dice el refrán, tener tu pastel y comértelo también. Logramos esto, en primer lugar, al aceptar la amnistía con el interés de promover la paz. A pesar de que acordamos renunciar a enjuiciamientos criminales, conservamos la autoridad moral de la responsabilidad individual mediante una serie de condiciones para el proceso de amnistía, incluida la divulgación completa de los delitos para los que se aplicaba la amnistía. Lejos de establecer la responsabilidad moral como un primo segundo y pobre de una condena penal, ampliamos el alcance de la responsabilidad y, por lo tanto, profundizamos su significado”.

En Sudáfrica, de más de 7 mil solicitudes de amnistía se aprobaron poco más del 10 por ciento. Esa cantidad tuvo que ver con una posibilidad real de que la justicia persiguiera los delitos, posibilidad que en México no existe.

Más información: http://bit.ly/2nEzA99

También te puede interesar