miércoles 29 mayo 2024

Recomendamos: La prueba con datos oficiales de que el huachicol no bajó, por Carlos Loret de Mola

por etcétera

El presidente y su gabinete presumen como un gran éxito la estrategia contra el robo de combustible, emprendida entre diciembre y enero pasados. Aseguran que se logró un abatimiento de 95% del huachicol.

¿Cómo comprobar que están diciendo la verdad? No es sencillo, porque en combustible robado, Pemex divulga las cifras que quiere, cuando quiere. Además, a veces dice que hay menos piquetes de ductos o que se robaron menos pipas, cuando lo importante es cuánto combustible se llevan los delincuentes. Porque hay pipas de distinta capacidad y hay piquetes en los que se llevan más litros que en otros.

Una manera científica de verificar si ha tenido éxito la estrategia es observando los datos duros y públicos que sí publica regularmente Pemex, como por ejemplo sus ventas: si hay menos gasolina y diésel ilegales, tendría que haber subido el volumen de sus ventas legales.

Sorprendentemente, con datos oficiales y públicos de Pemex, eso no sucede. Por el contrario, estos datos de Pemex marcan que la estrategia contra el huachicol ha fracasado.

Va la explicación:

1. Han bajado las ventas de gasolina. De acuerdo con los indicadores petroleros al cierre de abril de 2019, las ventas promedio de gasolinas durante el primer cuatrimestre de 2019 se ubicaron en 726 mil barriles diarios. Se trata de 12 mil barriles diarios menos en promedio en los meses en los que se supone ya se abatió el huachicol, comparados con los últimos cuatro meses de 2018, cuando aún no se había implementado la estrategia.

2. Se mantienen las ventas de diésel. Las ventas promedio de diésel en el primer cuatrimestre de 2019 se ubicaron en 271 mil barriles diarios, mil barriles diarios menos que en el último cuatrimestre de 2018: el mismo volumen, para efectos prácticos.

3. Sumados, se vende menos combustible. Sumando gasolinas y diésel se han comercializado en promedio 997 mil barriles diarios durante el primer cuatrimestre de 2019, frente a un millón 10 mil barriles diarios vendidos en el último cuatrimestre de 2018. 13 mil barriles menos.

Me detengo un segundo para quienes digan “debes comparar el primer cuatrimestre de 2019 con el primer cuatrimestre de 2018” para evitar factores estacionales. En ese comparativo sale peor el gobierno: en el primer cuatrimestre de 2019 se vendieron cerca de 81 mil barriles menos de combustibles en comparación con el primer cuatrimestre de 2018 cuando se comercializaron un millón 78 mil barriles.

4. Si se acabó con el huachicol, deberían haber subido las ventas. Si la estrategia antihuachicol tuvo éxito, como proclama el gobierno, algo debería verse reflejado en las cifras volumétricas de comercio nacional de Pemex. Como decíamos al inicio: si hay menos gasolina y diésel ilegales, tendrían que haber subido las ventas legales. El director general de Pemex afirmó en los últimos días de 2018 que el huachicol equivalía a cerca de 58 mil barriles diarios. Si se abatió el 95%, deberían estarse vendiendo cerca de 55 mil barriles de combustibles adicionales al día (adicionales a un millón 10 mil barriles que se vendieron en el último trimestre de 2018, antes de implementar la estrategia). Es decir, las ventas totales deberían ser de 1 millón 65 mil barriles al día. Pero no sólo no aumentaron las ventas, sino que bajaron. Y son de 997 mil barriles diarios en promedio.

Más información: http://bit.ly/2JHkvAV

También te puede interesar