miércoles 12 junio 2024

Sheinbaum y Barrales reparten culpas en debate; Arriola se dice “limpio”

por etcétera

Los candidatos al Gobierno de la Ciudad de México de la coalición Juntos Haremos Historia, Claudia Sheinbaum;  del PRI, Mikel Arriola y de la coalición Por la CDMX al Frente, Alejandra Barrales, intercambiaron señalamientos sobre sus trayectorias públicas y su propuestas de campaña.

Al participar en una mesa de debate en el espacio de Carlos Loret de Mola en Televisa, Sheinbaum Pardo concentró su participación en lanzar acusaciones hacia la administración de Miguel Ángel Mancera y prometer una “recuperación” de la ciudad para gobernarla como se hizo en la gestión de Andrés Manuel López Obrador, de quien retomó varias propuestas, como las reuniones matutinas del gabinete de seguridad, como eje de acción para enfrentar la violencia; se dijo segura que de ser la ganadora de la elección toda vez que así lo indican las encuestas.

La exdelegada de Tlalpan se quejó de un presunto reparto partidista del presupuesto y reprochó que el caso del Colegio Rébsamen sea usado para “atacarla”; aseguró que siempre ha estado del lado de las víctimas y de todos los damnificados por el sismo del 19 de septiembre. Evadió responder sobre la falta de transparencia en la construcción de los segundos pisos del Periférico.

Por su parte, el abanderado priista Mikel Arriola, se centró fundamentalmente en la persona de Alejandra Barrales, a quien increpaba frecuentemente respecto a su situación patrimonial; calificó como “un desastre” a los gobiernos de izquierda que durante 20 años han estado al frente de la capital del país y ofreció “sacarla de la ruina”, tal y como “rescató” al IMSS de la quiebra en que estaba cuando llegó a la dirección de dicha institución. Sostuvo que a diferencia de sus contrincantes, él no tiene en su historial hechos de corrupción que le puedan atribuir.

Se dijo defensor de la “familia tradicional” y reiteró su oposición personal a los matrimonios del mismo sexo y a la adopción homoparental, sin embargo, afirmó que no tiene ninguna intención de contravenir lo dispuesto las leyes de la ciudad. Asimismo planteó regularizar las marchas y prometió un salario para las amas de casa.

A su vez, Alejandra Barrales, afirmó que ya ha hecho todas las aclaraciones necesarias respecto a sus bienes y dijo tener la trayectoria más sólida para gobernar la ciudad, ya que los cargos que ha tenido le permiten tener un conocimiento de la capital desde diferentes ámbitos. Se dijo convencida de que sólo con la suma de todos los sectores se podrán llevar a buen término los programas que se pongan en marcha en la ciudad y para ello se deben construir consensos y hacer equipo.

Sobre la seguridad, planteó una capacitación permanente de los cuerpos policíacos y un mejoramiento sustancial de sus condiciones de trabajo, en cuanto a salarios y equipamiento. Asimismo, se requiere una mayor inversión en los sistemas de videovigilancia, de manera que puedan ampliarse al transporte público, por ejemplo, donde actualmente ocurren varios de los delitos más comunes.

Reprochó que muchos de los pendientes que tiene actualmente la ciudad se deben en gran medida a la falta de voluntad política del gobierno federal, emanado del PRI, que quitó recursos a la Ciudad y no ha asumido sus responsabilidades en materia de seguridad, medio ambiente e inversión en infraestructura, entre otros temas.

Sostuvo que en la Ciudad de México hay avances indiscutibles en materia de libertades, derechos sociales y desarrollo social que han sido reconocidos incluso a nivel internacional, los cuales podrían estar en riesgo si se instaura un modelo autoritario donde sólo una persona o un grupo político tome las decisiones. Afirmó que, de ganar, tendrá un gobierno incluyente y cercano a la gente.

arg

También te puede interesar