viernes 24 mayo 2024

Claudia Sheinbaum y Carlos Imaz se robaron una casa mediante juicio irregular ante un juez señalado de corrupción 

por etcétera

El caso de Claudia Sheinbaum es el contrario de Rocío Nahle, puesto que de cuatro propiedades que tenía cuando llegó al gobierno de la Ciudad de México supuestamente ya no tiene nada y por eso vive, como presumió en el debate presidencial, en un departamento rentado. Casi, casi, empobrecimiento inexplicable. 

Pero lo más grave es que una de esas propiedades, una casa en Tlalpan, no fue comprada, sino arrebatada a sus dueños originales mediante un juicio de apropiación fincado a los dueños, que no fueron notificados. Esa casa ahora está escriturada a nombre de Mariana Ímaz, hija de Claudia. 

Este lunes 22 de abril Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad publica una investigación de la periodista Verónica Ayala en la que documenta cómo Sheinbaum se ha ido desprendiendo de su patrimonio de manera idéntica a cómo lo ha hecho Andrés Manuel López Obrador, que alega que las casas que ha tenido se las heredado en vida a sus hijos. 

De igual manera, de cuatro propiedades –dos casas y dos departamentos— que Sheinbaum declaraba en 2018, ahora no tiene ninguna. Según la investigación de Ayala, una casa (en Tlalpan) y un departamento (en Coyoacán) quedaron a nombre de su hija Mariana Ímaz, una casa en Cuernavaca está en manos de su hijo Rodrigo, y de un segundo departamento no se sabe nada. 

Estos son los hallazgos de la investigación: 

La casa en Tlalpan, ubicada en la zona “lujosa” de San Andrés Totoltepec, y que Sheinbaum habitó durante 30 años, quedó a nombre de Mariana Ímaz en abril de 2021. Esta casa se obtuvo tras un juicio de “apropiación positiva”, es decir que Carlos Ímaz peleó contra los verdaderos dueños y ganó el juicio el 29 de noviembre de 2018, cuando Claudiaya era jefa de gobierno electa. Esta clase de juicio se entabla contra los dueños cuando los inquilinos sienten que tienen derecho a quedarse con un inmueble tras haberlo habitado muchos años. La sentencia se ratificó en 2019, ya durante el gobierno de Sheinbaum. La casa actualmente está en venta en casi cinco millones de pesos. 

El juicio duró 6 años y según los dueños originales, un grupo de ciudadanos uruguayos, el proceso fue irregular, pues nunca fueron notificados y no pudieron defenderse. A pesar de que el juicio se fincó en 2012, lo llamativo es que Sheinbaum declaraba esta casa como suya en sus declaraciones patrimoniales desde el año 2000. El juez que resolvió en su favor fue José Guadalupe Mejía Galán, quien de acuerdo con MCCI tiene un historia de sentencias cuestionables, como algunas resoluciones que en 2011 dio en favor de Televisa, en litigio contra la empresa Dish. En 2017, vecinos de la colonia Roma denunciaron al juez por corrupción, por ordenar la demolición de un edificio que no tenía daño estructural. 

Cabe señalar que en su declaración de 2018 dijo que la casa de Tlalpan había sido adquirida “de contado”. Jamás mencionó que se obtuvo mediante un juicio de apropiación. 

-Un departamento en Coyoacán, también a nombre de Mariana Ímaz. 

Otro departamento en Coyoacán, del que no se sabe ya nada. En su declaración patrimonial cuando asumió el cargo de jefa de gobierno declaró la posesión de dos departamentos. Ahora dice no tener nada. 

Una casa en Morelos, que actualmente habita su hijo Rodrigo, casa que según sus propias declaraciones, fue construida entre 2002 y 2005.  

“Desde su declaración de 2021 Sheinbaum ha dejado en blanco el apartado de inmuebles de sus declaraciones patrimoniales, o ha anotado la palabra “ninguno”. Eso no significa necesariamente que no posea bienes, sino que en la propia declaración se hace la aclaración que “todos los datos de bienes declarados a nombre de la pareja, dependientes económicos y/o terceros o que no sea en copropiedad con el declarante, no serán públicos”, dice el reportaje. 

Sin embargo, cabe señalar que la candidata enfatizó en el debate del 8 de abril que ella vivía en un pequeño departamento rentado, mismo que ha mostrado en videos y que se ve diminuto, en gran contraste con la amplitud de la casa de Tlalpan, cuyo terreno ronda los 500 metros cuadrados. Es decir que durante todo su gobierno en la capital no hizo por comprar otra propiedad, al menos no a su nombre, de la misma manera que AMLO.

Esta información fue publicada por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad en: https://contralacorrupcion.mx/se-esfuma-patrimonio-de-sheinbaum/ 

 ofv

 

También te puede interesar