sábado 02 marzo 2024

Tras absolución por desaparición de los 43, FGR cumplimenta orden de aprehensión contra José Luis Abarca por nexos con el crimen

por etcétera

Dos días después de que fuera absuelto por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, la Fiscalía General de la República (FGR) cumplimentó una orden de aprehensión en reclusión en contra del ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, por presuntos vínculos con la organización criminal Guerreros Unidos, responsables de “ultimar y desaparecer a los normalistas”, según el informe de la Comisión de la Verdad.

El pasado 16 de septiembre, el juez Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México giró siete órdenes de aprehensión en contra de personas relacionadas con dicho grupo criminal. De ellas, según señala El Universal, la Fiscalía cumplimentó tres en reclusión: contra Abarca Velázquez, así como contra su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, y el ex secretario de Seguridad Pública de Iguala, Felipe Flores.

En esta nueva causa penal 15/2022, la FGR tomó declaración de al menos 20 testigos protegidos quienes señalaron que José Luis Abarca y su esposa están relacionados supuestamente con delitos contra la salud a partir de su relación con Guerreros Unidos.

Las órdenes de aprehensión no están relacionadas con la desaparición de los normalistas pero sí derivan de la investigación de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa (Covaj).

Dos días antes, el 14 de septiembre, el juez Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales con sede en Tamaulipas, determinó que la FGR no presentó evidencias suficientes para imputar a José Luis Abarca de los delitos de secuestro y desaparición de los normalistas y, por lo tanto, lo absolvió.

Esta absolución significó un revés para la nueva verdad “revelada” por el actual gobierno, pues apenas en agosto pasado, el subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, dijo, al presentar su versión de lo ocurrido en Iguala, que quien dio la orden de desaparecer a los jóvenes fue Abarca, junto con miembros del grupo criminal Guerreros Unidos y funcionarios de otros niveles de gobierno.

También te puede interesar