jueves 29 febrero 2024

A un mes del asesinato de los jesuitas, religiosos denuncian que prevalece la impunidad y “ausencia de Estado”

por etcétera

La Compañía de Jesús denunció que, a un mes de los asesinatos de los sacerdotes Javier Campos y Joaquín Mora, en la zona de la Sierra Tarahumara prevalece la impunidad y “una ausencia de Estado”, y llamó a que se reviertan de fondo las causas estructurales de la violencia que tienen décadas.

“La memoria de nuestros queridos Joaquín y Javier, de las demás víctimas de Cerocahui, y de tantos dolientes que en México no reciben la misma atención, nos llaman a no consentir la impunidad y a trabajar por la reconstrucción del tejido social”.

En comunicado de prensa a un mes del lamentable asesinato de los sacerdotes jesuitas, la orden informó que a lo largo de este periodo “hemos manifestado a las autoridades de los diferentes niveles de gobierno que para la Compañía de Jesús es prioritario que se garanticen los derechos de las comunidades rarámuri”.

Este trabajo debe hacer mediante adecuados protocolos para interactuar con culturas indígenas y en respeto a los derechos humanos, hasta reconstruir las condiciones de paz en las comunidades de la Tarahumara, dijeron.

“El intempestivo asesinato de nuestros hermanos jesuitas nos remite a la vivencia de tantas víctimas de la violencia que siguen esperando justicia y verdad en nuestro México adolorido”.

Dijeron que deben abrirse espacios de diálogo para revisar la actual política de seguridad y que, si prevalece la impunidad, no se podrá avanzar hacia la reconciliación y la paz.

Agregaron que dada la “ausencia de Estado en la región”, es necesario que sigan presentes las fuerzas armadas en la zona.

*ofv

También te puede interesar