martes 28 mayo 2024

Villamil difunde fake news contra el INE y criminaliza movilización en su defensa

por etcétera

Desde el gobierno y el oficialismo se desató una campaña de desinformación por el éxito de las movilizaciones en defensa del Instituto Nacional Electoral (INE), en una clara estrategia por desprestigiar y criminalizar a quienes en ellas participaron. Uno de los más destacados propagandistas fue Jenaro Villamil, presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR).

Cuando se acercaba la fecha para la cual se había convocado a manifestar el repudio al llamado Plan B de reforma electoral, al tenor dictado por el presidente Andrés Manuel López Obrador continuaron las infamias, mentiras y provocaciones desde el gobierno y el oficialismo, en cuya propagación destacó Villamil.

Así, el jueves 23 de febrero Villamil difundió información falsa sobre dos de los consejeros salientes y lo que recibirán al dejar su cargo en abril próximo: “#Informativo14. Más de 9 mdp recibirían los consejeros @lorenzocordovav y @CiroMurayamaINE por finiquito, incluyendo millonarias compensaciones, según documentos que circulan al interior del @INEMexico”.

Sin embargo, ni Villamil ni la nota del noticiario referido señalaron ni la fuente ni verificaron la autenticidad de los documentos con los que sostuvieron esa mentira: un par de hojas sin ningún membrete ni ningún sello pero que “circulan” son válidos para ellos en su campaña de desinformación.

El INE respondió con un mensaje de Twitter en el que pegó la etiqueta de “Falso” al tuit respectivo de Villamil, en el que afirma: “Los medios públicos del Estado mexicano difundieron este documento apócrifo que no fue elaborado por el INE y con partidas cuyos montos no pueden saberse por ser información de ahorros personales”.

También Ciro Murayama replicó al tuit de Villamil: “En el gobierno son increíbles y cada día más burdos: Nos inventan un finiquito desproporcionado con un documento falso. Luego, a pesar del desmentido, siembran la pregunta en la mañanera. Y así siguen atacando para justificar el plan B que pone en riesgo las elecciones libres”.

El funcionario pretendió reafirmar su difusión de documentos de dudosa procedencia con el vínculo a la respectiva nota de La Jornada, cuya “solidez” periodística se deja ver en una de sus líneas: “Según las hojas que circulan de manera acuciosa…”.

Ante su incapacidad e imposibilidad de demostrar la fuente y la autenticidad de los documentos que difundieron irresponsable y alegremente él y el noticiario del Canal 14, Villamil optó por preguntar de cuánto será el finiquito de los consejeros porque “son recursos públicos”. Tampoco parece saber que puede solicitar información vía transparencia y, con la respuesta, entonces sí empezar a hacer periodismo.

Villamil también fue uno más de los que, sin ocuparse en mencionar la autoría ni el contexto, utilizaron un video de Alma Paola Wong, reportera de Milenio, en el que se ve a varias personas arrancando carteles en los que se veía una foto de García Luna con la leyenda “Culpable”, como parte de la provocación del oficialismo contra la movilización.

En el mensaje que acompañó el video Wong explicó: “Ciudadanos retiran carteles con la imagen de Genaro García Luna, piden que no se confunda la concentración de hoy. Aseguran que vinieron al #zocalo para defender al #INE . Reprueban lo que hizo GGL y el #PAN, pero hoy, dicen es x el @INEMexico”.

Sin embargo, las imágenes grabadas por Wong fueron utilizadas por un abogado gobiernista, que le grabó su voz encima: “García Luna no se toca”, manipulación que fue reproducida, sin dar crédito ni la explicación de Wong, por propagandistas del régimen como Damián Alcázar, Poncho Gutiérrez, Álvaro Delgado (quien sí dio el crédito, pero difundió la versión falsificada, como ya lo ha hecho en anteriores ocasiones), el senador morenista César Cravioto y, por supuesto, Villamil, entre otros.

Esa falsificación del trabajo de Wong fue aderezada en Twitter de la siguiente forma por el presidente del SPR: “Para García Luna debe ser motivador que no está tan solo. Algunos ciudadanos de la #MarchaINE deciden retirar carteles donde se le señala cómo lo que es: Culpable”.

El domingo Villamil también propagó un mensaje criminalizador contra los participantes de la marcha grabado por la empresaria Cristina Sada Salinas, quien llega a afirmar: “Para mí, haber marchado hoy es igual que marchar a favor del crimen organizado y marchar a favor del abuso de las clases privilegiadas sobre las menos privilegiadas (sic); es marchar a favor de que continúen estos regímenes de opresión al trabajador y a las trabajadoras, y a la gente más humilde”. Aunque dice estar mejor informada que los participantes, no da ningún hecho concreto que vincule todos esos asuntos, y termina con una apología de López Obrador.

Y así fue la línea de Villamil: criminalizar las manifestaciones, para lo cual reprodujo imágenes del abierto acto de provocación que fue la gigantesca manta que los diputados de Morena en el Congreso local desplegaron en uno de los edificios del Zócalo con la imagen de García Luna acompañado por el escudo del PAN que decía “García Luna no se toca”.

Este lunes, otra mentira difundida por el titular del SPR fue la que mostró López Obrador en la mañana, que incluyó entre los oradores del acto a “integrantes del Servicio Profesional Electoral del INE” cuando no ocurrió así, como lo debieron haber sabido tanto Villamil (supuesto especialista en “infodemia”) como el presidente.

En crítica a esa estrategia de mentiras encabezada por Villamil, este lunes Ciro Murayama, consejero del INE, denunció sobre los medios públicos: “Como todo mundo vio, ayer hubo dos oradores en el Zócalo rosa. Ningún funcionario del @INEMexico habló ahí. Pero en la mañanera, otra vez, se faltó a la verdad. Y los medios públicos, que deben ser de Estado y no de gobierno, hacen eco a lo falso. Mentiras + autoritarismo”.

A esa denuncia, sin ningún rubor, Villamil respondió que se trata de su cobertura personal de la conferencia de prensa (por supuesto, al respecto se le olvidó mencionar el caso no tan personal de la mentira difundida por Canal 14 y él sobre los finiquitos), y que lo que pretendía Murayama era “censura”, e insistió en la mentira contra el consejero: “En lugar de que festeje su millonario finiquito y el éxito de su movilización, hace coraje!”.

En pocas palabras, el presidente del SPR reclamó su “derecho” a difundir mentiras, que el experto en “infodemia” viene ejerciendo desde hace muchos años.

También te puede interesar