sábado 15 junio 2024

Carlos Dada, periodista perseguido

Fundador y director de “El Faro” de El Salvador

por Articulista invitado

Hace unos días, el periódico digital “El Faro” de El Salvador, que dirige el periodista Carlos Dada, anunció la mudanza de sus oficinas legales a San José, Costa Rica, aunque aclaró que su  redacción se mantiene en territorio salvadoreño.

La mudanza fue obligada debido a la debido a la cada vez más feroz persecución del gobierno del Presidente Nayib Bukele en contra de El Faro.

“Yo he visto un dron entrando por la ventana de nuestro departamento, nos han seguido, nos han metido campañas de deslegitimación y de calumnias terribles, nos han acusado de delitos sexuales en los que no hay víctimas, una campaña mediática tremenda”.

Carlos Dada, fundador y director de “El Faro” de El Salvador, narra lo que ha vivido en los últimos meses: 

“Tenemos 4 investigaciones del ministerio de Hacienda, el presidente Nayib Bukele me ha acusado a mí en cadena nacional, ha puesto mi foto y me ha acusado de lavado de dinero”.

Entrevistado desde La Haya, Holanda, desde donde mantiene en pie su proyecto periodístico, a pesar de enfrentar toda clase de obstáculos.

“Lleva 4 años diciéndoles a la gente que nosotros somos el enemigo del pueblo, nuestra credibilidad en El Salvador ha bajado muchísimo, pero afortunadamente nuestra influencia, nuestra credibilidad sigue intacta afuera de El Salvador, seguimos en un periódico que mantiene altos estándares o rigurosos estándares editoriales”.

Carlos Dada creció en la Ciudad de México por el exilio de su familia; de regreso a El Salvador fundó el periódico El Faro (1998) un periódico en línea exclusivamente, convirtiéndose en el primero en América Latina en ese formato. 

Sus investigaciones han destacado, hasta ser reconocido como uno de los periodistas claves en Latinoamérica. 

“Lo más sano: renunciar al periodismo”.

“Yo le digo a mi equipo probablemente lo más sano es renunciar al periodismo, ya que estamos sometidos a amenazas judiciales, virus informáticos, acosos y no solo para nosotros, sino que ponemos en riesgo a nuestras familias. Les digo que tienen la puerta abierta para quien no quiera pagar ese precio, pero el que se quede debe saber una sola cosa: se queda para hacer periodismo, todo este intento de silenciarnos no se puede pagar con mediocridad, debemos seguir contando lo que podamos como podamos”.

Comenta que todos los colaboradores de su periódico sufrieron con el ataque del virus informático Pegasus, una sofisticada aplicación de espionaje que convierte a los celulares en puntos de vigilancia remotos. 

“Me incomoda que nos convirtamos en la historia, como periodistas, creo que ponernos en esta situación es un triunfo para aquellos que buscan dañarnos” resume Carlos Dada. 

¿Cuál es la responsabilidad de un periodista en estos tiempos? “El periodista debe ser un crítico del gobierno sino solo será un animador del mismo, nosotros no podemos ceder sólo por personas que su única misión es acumular poder sin importarles las personas que dañan en el camino”.

El fundador de “El Faro” Carlos Dada repasa el deterioro de la libertad de expresión que se ha ido agudizando en países de Latinoamérica incluyendo Venezuela, El Salvador, Nicaragua, Guatemala, Honduras y México.

“Admiro la entrega de mis colegas mexicanos, ellos tienen ese compromiso del que hablábamos antes enfrentando peores condiciones que las nuestras”.

La guerra contra las pandillas: una farsa.

¿Qué opinas sobre lo que hoy vemos en El Salvador sobre las pandillas y toda la controversia que se ha generado? 

“Para mí es una farsa porqué nosotros comprobamos que antes de lo que estamos viendo que el presidente Bukele pactó con estas pandillas, lo comprobamos en el Guacamaya Leaks, las pandillas lo desafiaron y hoy es una venganza disfrazada de justicia lo que estamos viendo. Una combinación de Leni Riefenstahl (documentalista de Hitler) y de un productor de videoclips, es lo que vemos por la forma tan estética de las tomas”. 

“Con esto lo que hizo al dictar estado de excepción lo que hoy solo por caerle mal a un policía podrías irte preso, pagando una condena de muchos años o muriendo en el proceso de esperar tu condena. Para que tengas una idea, en prisión ya existían 30 mil presos, en el último año se han arrestado a 65 mil personas ni siquiera la cárcel que construyó puede albergar a todos los capturados en el último año (el Centro de Confinamiento del Terrorismo puede albergar a 45,000 presos)”. 

Da por segura la reelección de Nayib Bukele, con un nivel de popularidad superior al 90%, sin oposición política, violando varios artículos de la Constitución salvadoreña, quien sirve como inspiración para los políticos de Latinoamérica.

“La democracia no solucionó los problemas más urgentes, de la vida de la gente más necesitada, si vos vivís con una pistola en la cabeza, porque las pandillas que están extorsionando, porque se llevaron a tu hija, porque mataron a tu hijo, la democracia es absolutamente innecesaria en tu vida, no significa absolutamente nada, no le importa a la gente, si le entregamos todo el poder a una sola persona, que se va a quedar a ahí siempre y cuando le quite el problema a la gente”.

Fin 

También te puede interesar