sábado 02 marzo 2024

Caso Iguala: los ganadores

por Rubén Cortés

El grupo político que hoy gobierna dejó de hacer política con la expectativa de que vivían los 43 de Iguala. Ya dice que no viven. Quien sigue haciéndolo es el senador Emilio Álvarez Icaza. Dice: “Se les debe buscar en vida”.

Con ese argumento, Emilio Álvarez Icaza le sacó un millón de dólares cada seis meses al Estado mexicano, para la CIDH, de la cual era presidente. Y metió aquí a un grupo de supuestos expertos, amigos suyos de congresos internacionales, que no resolvieron nada.

Lo que sí logró Álvarez Icaza fue una gran exposición mediática y política en México, aun viviendo en Washington, y ganando sueldo en dólares, como titular de la CIDH. Gracias a aquella exposición mediática y política, es hoy senador de la República.

Propuso (y lo logró) a los padres de los 43 que exigieran al gobierno anterior (el actual lo hubiera mandado con esa idea a la finca del hoy presidente) que él trajera a los supuestos expertos de la CIDH. Negocio redondo: desde Washington hacía grilla aquí.

Y no sólo grilla: también lana. Porque le cobró al gobierno anterior un millón de dólares cada seis meses, con salarios para cada experto de 136 mil pesos, más dos millones 292 mil 42 pesos para viáticos. Y más viajes pagados que una golondrina.

Los amigos que mandó Álvarez Icaza (nada de expertos, sino grillos metidos hasta las estacas en la política de sus países, como él aquí, en el suyo), se dedicaron a flotar; mientras tenían otras chambas similares al Caso Iguala, en diferentes países. Veamos:

–En un informe de septiembre de 2015 (página 345) recomendaron buscar muertos a los 43 en hornos crematorios y fosas clandestinas. (Pero ahora Álvarez Icaza exige que “se les debe buscar en vida”)

–En su último informe afirmaron que “no hay evidencia de que en el basurero de Cocula se incendiaron a 43 estudiantes”. (Pero ahora Álvarez Icaza pregunta: “¿Quién ordenó que eso pasara?)

Los expertos internacionales fueron un exitosísimo caballo de Troya para que Álvarez Icaza creciera políticamente en México, pues creó la plataforma ciudadana “Ahora”, y dijo que se presentaría como candidato independiente a la presidencia en 2018.

Pero tuvo una epifanía y le dijo al diario El País: “Las candidaturas independientes a la presidencia ya no tienen sentido”. Y buscó sumarse a la campaña del hoy presidente, pero éste nunca le respondió, admitió Álvarez Icaza en una entrevista con la revista Forbes.

Entonces buscó al candidato presidencial de la alianza PAN-PRD-MC, Ricardo Anaya, quien sí lo aceptó. Ya adentro, el habilísimo Álvarez Icaza consiguió que el PRD le diera, por la vía plurinominal, la senaduría que hoy goza.

Y todo, gracias al Caso Iguala. Desde Washington.

También te puede interesar