miércoles 24 abril 2024

Los destrozos ecológicos y laborales de Cuauhtémoc Ochoa, en Puebla

por Antonio Ortigoza Vázquez

*  Seguramente los hidalguenses a quienes el político chapulín y aspirante al Senado, pedirá su voto en las cercanas elecciones de junio, ignoran que en el municipio de San Pedro Cholula, su planta de reciclamiento de basura, está ocasionando un grave ecocidio y contaminación de los mantos acuíferos que surten de agua a decenas de comunidades; lejos de reparar el daño, irónicamente el ex integrante del Verde Ecologista, pretende abrir otro relleno sanitario sin los permisos correspondientes, empleando de nueva cuenta sus influencias como legislador federal, además de contratar a su personal vía outsourcing, evadiendo al pago de impuestos al SAT

Investigación Especial de Expediente Ultra

Mientras en Hidalgo Cuauhtémoc Ochoa Fernández busca ser senador por Morena, bajo los principios de no mentir, no traicionar y no robar al pueblo, irónicamente en el ayuntamiento poblano de San Pedro Cholula, las autoridades municipales le clausuraron una planta recicladora de basura por extender su relleno sanitario sin los permisos correspondientes, siendo denunciada por pobladores de contaminar los mantos acuíferos por la irresponsable y criminal filtración de lixiviados al subsuelo. A los llamados “pueblos volcaneros”, Ochoa no solo los ha traicionado y les ha mentido, sino que ahora pretende robarles su futuro contaminando su agua.

Ochoa Fernández que en el 2021 brincó del Verde a Morena para ser diputado federal por segunda ocasión, abrió esta planta en el 2016, siendo Subsecretario de Fomento de la Secretaría del Medio Ambiente (SEMARNAT), en un evidente conflicto de intereses; delito que pasaron por alto tanto el titular de esa dependencia en el sexenio de Enrique Peña Nieto, Rafael Pacchiano y el entonces gobernador, Rafael Moreno Valle, quienes posaron al lado del ahora aspirante a la Cámara Alta, durante la inauguración celebrada el 23 de febrero del 2016.

De hecho, las autoridades estatales donaron al entonces funcionario federal, parte de los terrenos donde se asienta la planta que se ha convertido en un peligroso foco de infección para los habitantes de los alrededores, presentado entonces como “un proyecto de gran innovación a nivel nacional con las más avanzadas tecnologías”, otorgándole una concesión para 30 años.

Cuauhtémoc Ochoa obtuvo entonces un negocio redondo, pues por un lado la SEMARNAT le entregó a su Subsecretario, nada menos que 80 millones de pesos de recursos federales para su equipamiento; y el gobernador Moreno Valle, le gestionó con  23 municipios, convenios para la recolección de basura de la que desde entonces ha convertido en una mina de oro, pues además de cobrarles el servicio, comercializa todo el pet, cartón, vidrios,  aluminio, plástico, madera, textiles y otros productos más que le reportan millonarios ingresos.

De ahí podrá explicarse el por qué este nuevo “Rey de la Basura”, ha podido adquirir suntuosas residencias en ciudades de los Estados Unidos, como San Antonio, Texas y gasolineras, como también su hermano Tenoch José Ochoa y su ex esposa.

DAÑOS ECOLÓGICOS, OUTSOURCING Y EVASIÓN FISCAL

Lo suyo, que ni qué, raya en la avaricia, pues lejos de emplear parte de sus ganancias en proteger al subsuelo donde se asienta su relleno sanitario comprando membranas de buena calidad, precisamente para evitar que los escurrimientos contaminen el subsuelo, Ochoa y sus socios del Grupo CIPA (Cuauhtémoc, Isabel, Pablo y Avelino), desde el cual operan a la empresa PRO-FAJ, titular de la concesión, no solo se abstienen de invertir para garantizar una seguridad ecológica al municipio de San Pedro Cholula; además, echan mano de un sistema de outsourcing (ya prohibido en la Reforma Laboral y en la Ley Federal del Trabajo), para contratar y pagar a sus más de cien empleados, incurriendo además en un delito de evasión fiscal.

Cada año, a los esquilmados empleados se les hace firmar con una empresa distinta. Por ejemplo, algunas de estas firmas han sido: GPS Millenium Tec SA de CV; Maganima; Apredis; Desarrollo Infinito en tu Universo Productivo SA de CV. El caso es que, nos comentan, muchos de ellos han aparecido ante el IMSS con categorías de meseros, pues uno de los hermanos de Ochoa tiene una cadena de hoteles y bajo esa actividad fueron dados de alta por un tiempo. Los delitos de evasión fiscal a través de este ilegal outsourcing pueden ser corroborador por el SAT porque el actual diputado federal por Morena y sus socios, no reportan con exactitud el monto real de los sueldos de sus empleados, a quienes dan de alta con un salario mínimo.

El atentado a los derechos laborales de los trabajadores de la letal planta se corrobora porque al firmar su contrato anual también firman su renuncia voluntaria, bajo la amenaza que les hace la Directora de la planta, Isabel Sánchez de que “aquí no se liquida a nadie”.

Según comentaron a Expediente Ultra ex empleados, han ocurrido accidentes graves a algunos de ellos que fueron asignados a funciones de alto riesgo sin la capacitación ni el equipo adecuados, pero a la hora de ser indemnizados por el Seguro Social, pues la empresa de Ochoa no asume su responsabilidad, el monto a cobrar resulta más bajo al que debían recibir por su salario real. De ése tamaño la bajeza del chapulín legislativo que a muchos kilómetros de distancia de sus destrozos ecológicos y laborales, pide el voto a los habitantes de Hidalgo para llegar al Congreso de la Unión.

HARTAZGO DE LA POBLACIÓN

La pasada semana, pobladores afectados iniciaron un bloqueo a las afueras del Relleno Sanitario de San Pedro Cholula, ante la pasividad de las autoridades, tanto federales como estatales, para sancionar a este gigantesco foco de infección y contaminación. Vecinos de los “pueblos volcaneros”, que obtienen su agua de pozos que se alimentan de los escurrimientos de las faldas del Popocatépetl, mantuvieron cerrada por varios días la carretera Cholula-Calpan, tratando de visibilizaren a los medios y a la opinión pública, su lucha.

Con antelación, el pasado cinco de febrero, y luego de varias denuncias ciudadanas, la Secretaría de Desarrollo Urbanístico, Ordenamiento Territorial e Imagen Urbana del Municipio de San Pedro Cholula, decidió cerrar el enorme socavón que Ochoa y sus socios han venido abriendo a un costado de la planta para instalar un nuevo relleno, pues en solo ocho años el relleno inicial ya no se da abasto. El problema es que esta ampliación no cuenta con ningún permiso, ni nunca estuvo contemplado en la supuesta planta ecológica “modelo”.

Los pobladores han comprobado que los escurrimientos en la gigantesca montaña de basura están llegando al subsuelo, contaminando de manera irreversible el subsuelo donde se ubican los mantos acuíferos que les proporcionan su agua a través de la perforación de pozos. Imágenes publicadas en este reportaje, ilustran el peligro letal de la filtración de los lixiviados, amén de las jaurías de perros ferales que habitan alrededor de la planta y que se han convertido en un verdadero peligro a la seguridad de los habitantes.

Tras la Asamblea del pasado 24 de marzo, en la que participaron vecinos de San Pedro Cholula, San Juan Tlautla, San Francisco Coapa, San Sebastián Tepalcatepec, San Agustín Calvario, San Matías Cocoyotla, de Juan C. Bonilla, Cuanala, Santa María Zacatepec, así como del fraccionamiento Garzas 3, de Calpan y San Lucas Atzala, entre otras poblaciones directamente afectadas, se llegó al acuerdo de permitir el acceso del personal de la empresa a terminar de cubrir la basura que se encuentra expuesta al aire libre, así como la salida de las unidades para sacar el material triturado, pero no para permitir su operación, desmintiendo la versión de las autoridades en el sentido de que ya habían concluido su plantón.

En su acta levantada y difundida en sus redes sociales, los pobladores responsabilizaron a los gobiernos de los tres órdenes de las represiones que puedan derivar de su justa lucha de resistencia y argumentaron que no hay razón para ello, pues cuentan con información de que los ayuntamientos están utilizando rellenos alternativos como el de Chiltepeque.

De manera tajante, llegaron a la conclusión de que “no se va a levantar el cierre del basurero porque ya ha sido mucha la basura depositada en él y de continuar va afectar nuestros mantos acuíferos, la tierra y el aire y que no es justo que nosotros suframos las consecuencias de recibir la basura de 21 municipios, por lo que cada municipio se debe hacerse responsable de su basura, porque esto realmente es un negocio del Ayuntamiento y de la empresa”.

La misiva acordada debe estar rezumbando a los oídos del supuesto político ecologista y morenista  que ahora busca llegar a la Cámara Alta, seguramente para seguir haciendo negocios a la sombra del poder y el tráfico de influencias. Campesinos y habitantes expresaron: “Esta decisión es una medida urgente para proteger el medio ambiente, el agua y la vida y tenemos el derecho y deber de proteger el medio ambiente, responsabilizamos a la empresa y al gobierno del estado de cualquier medida represiva que pueda ejercer contra este derecho. Y la tomamos también porque vemos la actitud del gobierno de proteger a la empresa, no proporcionar información y la empresa en lugar de comenzar a recoger toda la basura que tiene ahí tirada, les vale y sigue así, por lo que vemos que les vale nuestra vida”.

FRAUDES SOBRE FRAUDE

Pero por si esto no fuera poco, PRO-FAJ y sus empresas pantalla, están defraudando a los ayuntamientos que les pagan por darles el servicio de recolección de basura que, supuestamente, debería ser exclusivo para ellos. Los denunciantes aseguran que los desechos que ingresan a la planta no son únicamente de los 21 municipios poblanos pues llegan camiones provenientes del Estado de México y Oaxaca, con lo que la empresa de Cuauhtémoc Ochoa, está obteniendo ganancias ilegítimas, por supuesto, tampoco reportadas a las autoridades hacendarias.

Su obsesión por obtener las máximas ganancias, incluyen otro presunto fraude, en este caso a la CFE. Se dice que por junio o julio del 2022, Cuauhtémoc Ochoa se apersonó a la planta para tratar de ayudar a Isabel Sánchez con el problema con la empresa pública que en una revisión les detectó la presencia de un “diablito” o, mejor dicho, “diablote”,  instalado para pagar menos luz. La CFE amenazó con cortarles el servicio y debieron ampararse. Ochoa, usando su fuero legislativo tuvo que sacar del atolladero a su Directora.

No debe olvidarse que el Subsecretario de la SEMARNAT y sus socios también operan, al parecer de manera ilegal, otros rellenos sanitarios en el país como el ubicado en el municipio de Naucalpan, donde hace poco murieron sepultados un maquinista y su ayudante, por la falta de seguridad para evitar los deslaves. Vecinos de fraccionamientos y colonias aledañas han venido denunciando el olor insoportable y la contaminación del aire sin que se sancione Cuauhtémoc Ochoa y a su grupo CIPA.

A pesar de ser un consumado devastador ecológico y laboral, sin dejar de mencionar su papel como presunto evasor fiscal, algunos dirigentes nacionales de Morena decidieron apoyar la postulación de  Cuauhtémoc Ochoa al Senado, contra el sentir de miles de hidalguenses, siendo uno de los aspirantes más cuestionados no solo en el Estado sino en el país que no garantiza votos seguros sino de castigo.

En Puebla donde le conocen sus abusos, seguramente que los habitantes afectados por su planta contaminante aconsejan a los votantes de Hidalgo, pensar su sufragio dos veces antes de otorgarlo a favor de este político que nada tiene de ecologista y sí mucho de sinvergüenza.

En San Pedro Cholula lo siguen esperando a que dé la cara por su ecocidio y contaminación de sus mantos acuíferos. Y ya ni preguntarle sobre los principios de no mentir, no robar y no traicionar al pueblo…

Más información en: Expediente Ultra

También te puede interesar