miércoles 17 abril 2024

La difuminación del odio en las redes sociales

por Arouet

De un tiempo a la fecha -desde hace alrededor de cinco años- la difuminación del odio en las redes sociales ya es un fenómeno relevante en varios países y tiende a generalizarse; se trata de una mezcla de ignorancia, fanatismo y resentimiento, que también es alentada por consignas auspiciadas por diversos intereses políticos-. Aquí en México, esa ola comienza a crecer, poco a poco pero de manera consistente como consta con diferentes situaciones desde hace cerca de seis años, pero ahora no hay que ir tan lejos, sólo hay que mirar varias reacciones que se han suscitado sobre el asesinato de Adolfo Lagos Espinosa, directivo de Televisa, ocurrido ayer en una carretera de Teotihuacán, en el Estado de México.

Uno podría considerar que, frente a este crimen atroz, motivado por el robo de una bicicleta, como primera hipótesis, el estupor y la condena serían unánimes y sin rodeos, pero no fue así. Legiones de usuarios de las redes se volvieron investigadores y dijeron estupideces tales cómo “Qué raro que esto ocurra a unos días de la renuncia de Emilio Azcárraga”, “Y el día del juego de la NFL, nada es casualidad”, o políticamente correctos y enarbolan: “Yo condeno sólo los feminicidios” o “Algo sabría que debió ser eliminado”, además de otras patrañas de diferente pátina para advertir que “lo merecía”.

Estoy convencido de que aún estamos a tiempo en México para que no escale más la propagación del odio y su soporte de indignación convertido en rabia.

También te puede interesar